Ecommerce

Cómo usar los vídeos para vender más en mi tienda online

· 6 noviembre, 2017
Cómo usar el vídeo para vender más en tu tienda

Si te estás planteando usar los vídeos para vender más en tu eCommerce, debería decirte que dejes de pensarlo y lo hagas. Sabemos que las fotografías tienen una influencia enorme en la conversión. Y por este motivo las tiendas online invierten activamente en buenas fotos de producto. Pero, por algún motivo, no se acaban de lanzar masivamente a emplear el vídeo en sus estrategias. Con este post esperamos convencerte de que lo hagas, ¡YA!

Por qué usar el vídeo en tu tienda online

Estamos inmersos en la enésima transformación de Internet.

Desde hace algún tiempo todo el contenido se está volviendo más y más visual. Las principales redes sociales basadas en imágenes empezaron a admitir vídeo también, las redes “estándar” vivieron su lucha por los vídeos en directo, YouTube lleva años generando millones de reproducciones (y de dólares)…

Regístrate gratis Comienza a usar gratis nuestro servicio y disfruta de 2.000 emails al mes para siempre. No necesitas tarjeta de crédito.

Al final, las redes muchas veces son el reflejo de las necesidades de los usuarios y los usuarios quieren vídeos.

El hecho de adaptarse a las tendencias de uso ya debería ser un motivo bastante poderoso. Pero hay mucho más:

  • Las tiendas online con vídeos en sus productos convierten mejor. El 31% de los usuarios dice sentirse influido por el vídeo en su decisión de compra.
  • Los vídeos generan confianza. En parte, por el hecho de tener una visión más profunda del producto que nos aporta un contexto de uso real. Con esto, vemos la voluntad del eCommerce de ser transparente. También por hecho del formato en sí mismo: pese a que ya no es tan caro, lo seguimos asociando a una inversión por parte de la tienda.
  • Por diferenciación ya que, como decíamos, aún no está tan extendido y eso nos ayuda a destacar ante la competencia.

¿Cómo debe ser un vídeo para vender más?

Evidentemente a nivel formal o técnico es necesario que cumpla con unos mínimos de calidad. No vas a subir un vídeo vertical hecho con el móvil, ¡verdad? Aun así, esto no es tan importante como asegurarse de algunas cosas como:

  • Que sea concluyente y auto-explicativo. Si necesita de un párrafo que lo explique, no funciona.
  • Que muestre claramente las ventajas que aporta, no tanto las características técnicas.
  • Que apele a la emotividad del comprador. No me refiero a que le haga llorar, pero sí que lo vincule con sentimientos.
  • Que sea aspiracional o genere una proyección en la que el usuario se pueda ver a sí mismo utilizando el producto.
  • Que genere interés. No hay nada peor que un vídeo demasiado pesado. Intenta poner “en solfa” en los primeros 10 segundos.

¿Cómo usar los vídeos para vender más?

Aquí entramos en el terreno estratégico, ya que el vídeo por si mismo no hace milagros. No basta con que se empiecess a subir vídeos para que todo empiece a funcionar mejor. Deberíamos aplicar este elemento multimedia de diferente manera según dónde se vaya a implementar.

#1 – El vídeo en la ficha de producto

Lo primero que tienes que tener claro es que el vídeo debe aportar valor. Hay productos en los que resulta especialmente útil, ya que puede servirnos para entender mejor cómo funciona el producto.

Mira cómo lo hace Cost World en sus tiendas de campaña. Ves claramente cómo sólo dos personas son capaces de montar la tienda. Todas las páginas de producto con vídeo ayudan a ver el artículo en contexto. En el caso de Cost World, es importante tener como referencia a personas reales.

Si en el caso de una tienda de campaña el vídeo aporta mucho (y al fin y al cabo el usuario tiene muy claro qué es), imagina en el caso de un producto completamente nuevo.

Esto es paradigmático cuando hablamos de artículos que representan nuevas soluciones y que requieren de una explicación detallada de qué son y, lo más importante, qué pueden hacer por el usuario.

Me gusta especialmente el ejemplo de Solo Stove, que es capaz de evitar una hiperdetallada explicación técnica de como funcionan sus “hogueras portátiles”. Y, muy bien jugado, es capaz de darle un toque emocional apelando a la idea de la libertad que da el campo y pasar el tiempo libre con amigos y familia.

Utilozar video para explicar u producto de ecommerce

Otro buen ejemplo son los eCommerce de moda, ya que los compradores quieren tener claro como sienta una prenda, la caída de una tela…

Asos en este sentido lleva mucho tiempo marcando la diferencia e incluyendo el vídeo entre las imágenes de sus productos directamente en la ficha. Esto hace que esté muy integrado y, desde luego, aporta valor en un mercado en el que la intangibilidad del medio es particularmente conflictiva.

Usar el vídeo para mostrar cualidades propias del producto

Por último, cabe decir que se puede usar el vídeo para vender más a través de la prueba social. Sabemos de sobra que el usuario valora mucho la experiencia de otros compradores.

Me gusta este ejemplo de Amazon en la venta de un proyector que siempre es algo que despierta dudas. Si accedemos a las reviews y vemos vídeos con experiencia real de uso (condiciones de iluminación, ruido…) es más fácil que nos convenza. Y, de paso, evitamos posibles fugas de visitantes que se vayan a YouTube a buscar esa misma información.

Vender más con video reviews

#2 – El vídeo en la captación

Podríamos distinguir entre la captación orgánica y la de pago.

Por una parte, tenemos la posibilidad de ver nuestros productos apareciendo en el propio buscador de las redes de vídeo. Si tenemos un canal optimizado en YouTube, conseguiremos una gran exposición para nuestros vídeos y, de manera lógica, una fuente de tráfico adicional.

Es interesante explotar al máximo esta estrategia pero no quedarnos sólo en nuestro propio canal. Lo ideal es buscar información de los artículos que vendemos y dinamizarla a través de las redes sociales. Esa puede ser una gran forma de potenciar el alcance de nuestra marca.

Si hablamos de estrategias de pago, es imprescindible volver a hablar de YouTube. Tanto de PPC, que aún suele tener un coste más asequible que la red de búsqueda de Google, como de otro tipo de tácticas que involucren a influencers. Plantearse una serie de reviews, unboxings y cualquier tipo de colaboración con estos prescriptores que cuentan con una gran cantidad de suscripciones a sus canales también es muy positivo.

Para cerrar el tema del PPC, decir que no todo el mal llamado SEM se acaba en Google. Los social ads también admiten el formato de vídeo y funciona muy bien (particularmente en Facebook e Instagram).

¿Te apuntas a utilizar los vídeos para vender más en tu tienda online? Cuéntanos cómo lo haces y comparte este post si te ha ayudado a tomar la decisión.

Y para no perderte nuestros posts, síguenos @Acumbamail en Twitter o danos un LIKE en nuestra página de Facebook.

Imágenes | Fotolia y las tiendas citadas.