Email Marketing

Tasa de conversión en el email marketing: cómo optimizarla y aumentarla

· 2 septiembre, 2019
tasa de conversion email marketing

El objetivo último de cualquier campaña publicitaria es el obtener conversiones que reporten un beneficio mayor que el coste invertido en la campaña, es decir, el retorno de la inversión. Esto está estrechamente relacionado con obtener una buena tasa de conversión.

Por ello, cuanto mayor sea el porcentaje de conversiones que consigas con tus campañas de marketing, mejores resultados económicos estarás obteniendo.

Mejorar la tasa de conversión es vital para cualquier negocio que realice publicidad, y el email marketing no es una excepción.

Regístrate gratis Comienza a usar gratis nuestro servicio y disfruta de 2.000 emails al mes para siempre. No necesitas tarjeta de crédito.

En este post podrás conocer todas las claves para mejorar la conversión de tus campañas de mailing.

Qué es la tasa de conversión

En primer lugar, definiremos este concepto. La tasa de conversión es el porcentaje de usuarios que han realizado una acción que constituye el objetivo de una campaña de marketing.

Las conversiones pueden ser de diversos tipos, dependiendo del objetivo que hayas definido: puede ser una suscripción, una compra, un pago recurrente, una descarga de algún material, etc.

Del número de usuarios que sean alcanzados por tu campaña o acción publicitaria, un porcentaje acabará cumpliendo el objetivo que has marcado. Este porcentaje es lo que llamamos tasa de conversión.

Cómo calcular la tasa de conversión

La tasa de conversión se calcula de la siguiente manera:

(Nº de conversiones / Nº de usuarios) x 100 = % Conversión

Por ejemplo, si envías una campaña de mail a 1.000 suscriptores con el objetivo de que utilizan un descuento, y el descuento es utilizado por 10 usuarios, el cálculo se realiza de la siguiente manera:

(10 conversones / 1.000 suscriptores) x 100 = 1%

Es decir, has obtenido una tasa de conversión del 1%.

Qué es CRO (Conversion Rate Optimization)

Una vez que tienes claro el concepto de tasa de conversión o conversion rate y cómo medirlo y calcularlo, el siguiente paso es saber qué puedes hacer para mejorarlo.

CRO (Conversion Rate Optimization) es el término que define el conjunto de acciones enfocadas a mejorar la tasa de conversión. Y sí, siempre se puede mejorar.

El proceso de CRO consiste en las siguientes fases:

Medir y analizar

Es importante conocer y analizar los resultados para tener una base de la que partir. Cuantas más métricas anailices y conozcas, y sepas interpretar, más información tendrás acerca de tus campañas y más facilidad para detectar qué puntos puedes mejorar.

Establecer metas

A partir de los datos analizados, deberás establecer metas o KPI’s que sirvan como objetivo para, una vez implementados los cambios oportunos, puedas ver si has alcanzado dichas metas o no. recuerda que deben ser objetivos medibles y alcanzables, o de lo contrario su análisis será complicado y extraer conclusiones casi imposible.

Hipótesis

Diseña una estrategia que te ayude a alcanzar los objetivos marcados, intentando valorar qué cambios pueden ayudarte a ello.

Test

Realiza pruebas para comparar resultados en grupos pequeños antes de llevar a cabo grandes cambios.

Implementar cambios

Una vez testeados, implementa los cambios que consideras necesarios para obtener una tasa de conversión más alta.

Medir y volver a empezar

Mide, analiza, interpreta, y vuelve a empezar. Aunque hayas obtenido los resultados esperados, seguro que aún hay cosas que puedes mejorar.

Cómo optimizar las campañas de mailing para la conversión

Ya conoces el concepto de tasa de conversión, y las fases que debes seguir para mejorarla. A continuación nos vamos a centrar en cómo mejorar dicha tasa centrándonos en las campañas de email marketing.

Conoce a la audiencia y envía contenido relevante

Tus suscriptores se han suscrito a tu lista por algún motivo, por un contenido que, en principio, les interesa. Ten esto en cuenta a la hora de enviarles correos electrónicos, pues si empiezas a enviarles campañas que poco o nada tienen que ver con lo que inicialmente ellos pensaban que iban a recibir, tardarán poco en darse de baja o, peor aún, marcar tus envíos como spam.

Identifica los puntos de contacto del customer journey

El customer journey map permite conocer todo el proceso que un usuario hacer en relación a tu empresa hasta que llega a convertirse en cliente. Mediante esta práctica, podrás conocer aquellos puntos de contacto a través del funnel en los que encuentran más dificultades e impiden un mayor número de conversiones.

Automatiza los envíos

El email marketing automation es una tendencia que te permite programar envíos para que estos se lleven a cabo en base al comportamiento del suscriptor y otra serie de variables.

Esto permite que los envíos sean mucho más certeros y segmentados y las posibilidades de apertura, click y conversión aumenten exponencialmente.

Haz test A/B

Para optimizar la tasa de conversión, es esencial testear los cambios que se vayan haciendo, de manera que sea significativa la estadística que arrojen, para escoger siempre, apoyándose en los datos, la opción que mejor conversión ofrece.

En Acumbamail puedes hacer estos test con tus campañas, comprobando en los informes que variables funcionan mejor que otras.

Deriva al usuario a landing pages efectivas

Para realizar la conversión, no sólo dependes del email. La página a la que derives al usuario debe estar igualmente optimizada para el objetivo concreto que te hayas marcado con la campaña.

Crear landing pages responsive y efectivas es vital para que los usuarios acaben llevando a cabo la acción buscada. Para saber más, consulta nuestra guía al respecto y aprende a crear landing pages en pocos minutos.

Cuida el asunto y el contenido

El asunto es un elemento importante, pues juega un peso importante en la tasa de apertura.

Pero no descuides el interior del email, pues es el que marcará la diferencia entre que el usuario que lo ha abierto realice la conversión o no. Genera contenido que aporte valor, y no utilices técnicas de venta excesivamente agresivas que puedan generar rechazo.

Segmenta y personaliza

Cuanto más afines los envíos, no sólo ahorrarás costes y aumentarás el retorno de la inversión si no que, como es obvio, si logras que las campañas sean lo más afines posible a los suscriptores que la reciben, se aumentarán de manera exponencial las posibilidades de conversión.

Envía sólo a suscriptores que te han dado permiso para ello

Cuando empiezas en el email marketing, puede ser tentador hacerse de maneras poco éticas con bases de datos y enviar campañas de manera masiva, pero esto es un error. Por muchos motivos, pero también por que la tasa de conversión que obtendrás será, en el mejor de los casos, ridícula.

Ten claro el objetivo del email

Envía las campañas sabiendo cual es el objetivo que quieres conseguir con cada una de ellas, y enfoca todos los elementos a dicho objetivo.

No planificarás igual una campaña destinada a un carrito abandonado, que a una promoción de black friday, o para enviar un nuevo post del blog.

Cada una de ellas tiene objetivos diferentes y deberán tener, por tanto, estructuras, tono y planificación diferente.

Pocos CTA’s y situados estratégicamente

No conviertas tu correo en un mar de llamadas a la acción, pues sólo conseguirás que la atención que pretendes conseguir por parte de tu suscriptor se diluya y el objetivo del correo se confunda.

Uno o dos son la cantidad óptima, y situados en lugares estratégicos teniendo en cuenta las posibilidades de conversión a la hora de realizar el diseño.

Mide los resultados de las campañas

El email marketing te ofrece muchas métricas que puedes controlar, medir y analizar para, posteriormente, utilizar esta información para mejorar.
informes email tasa de conversion

Consultar los informes de tus campañas y saber en qué debes fijarte y cómo interpretarlos es básico para que puedas mejorar tus resultados.

Diseña emails atractivos y responsive

El diseño del email, al igual que en cualquier otro formato como la web, jugará un papel muy importante a la hora de convertir. También lo hará el hecho de que sea responsive y todos los usuarios puedan visualizarlo correctamente en cualquier dispositivo, cliente y navegador. En el caso del diseño, lo mejor es optar por utilizar plantillas editables contrastadas o contactar con profesionales expertos en diseño de email.

Conclusión

La optimización de la tasa de conversión es una tarea que nunca debe darse por finalizada. Seguro que, por muy buena tasa que consigas, siempre puedes mejorar algún aspecto de tus campañas, por sutil que sea, para conseguir mejores resultados.

Si tienes alguna duda al respecto, puedes contactar con nosotros y te echaremos una mano con ello.