microformatos

¿Qué son microformatos?

En esta entrega de nuestro diccionario de marketing online, os vamos a contar qué son los microformatos, para qué se usan y por qué resultan tan útiles. Si me perdonáis el chiste malo: no es un tema menor.

Definición de microformatos

Se trata de una forma sencilla de agregar valor semántico a un código de programación (HTML, HTML5, XML o XHTML y RSS) mediante el marcado de determinados elementos. Bien, esta es la definición pero, como puede que no resulte del todo clara, vamos a profundizar un poco más.

El objetivo de los microformatos, pues,  es aportar a un texto plano una relevancia semántica. Supongamos que tenemos por ejemplo en una página, la dirección física de un establecimiento. Desde el punto de vista del usuario resulta evidente que “Andrés Mellado 12, Local A, 28010, Madrid” hace referencia a una calle, pero para una máquina no hay diferencia entre ese texto y cualquier otro. Sin embargo, al aplicar el correspondiente formato, inmediatamente establece que esa cadena de texto corresponde a una dirección de correo postal.

¿Qué tipos de microformatos existen?

El ejemplo de la dirección nos sirve para introducir este nuevo epígrafe. Hay muchísimos microformatos definidos para un número igualmente grande de casuísticas y cada uno de ellos, a su vez, tiene distintas propiedades. Veamos algunos de los más útiles:

  • Cards: se utiliza para marcar aquellas páginas en las que aparecen los datos de una persona o una organización. El nombre, los apellidos, teléfono, email o la dirección, pero también la fecha de cumpleaños, la fotografía y hasta el apodo.
  • Calendar/Event: muy útiles cuando hacemos referencia a un evento que sucederá en una determinada fecha y hora. No nos limitamos a marcar la fecha y hora, también dónde se celebrará, un resumen de la temática del mismo o un enlace.
  • Product: evidentemente son especialmente relevantes para comercios electrónicos ya que gracias a ellos se puede categorizar, definir el nombre del producto, la foto asociada…
  • Media: una forma de aportarle a los motores de búsqueda información sobre imágenes, videos o audios que de otra forma les resultan completamente opaca.

También podemos encontrar los de tipo rel (abreviatura de “relationship”) que sirven para establecer una relación entre determinados elementos. Ente estos se encuentran unos de los más utilizados (especialmente por los SEOs) como “rel-nofollow” que se aplica para sugerir al bot de Google que no siga un determinado enlace. Los microformatos de tipo rel tan sólo tienen un atributo.

Estos te servirán de ejemplo, pero si quieres consultar el listado completo, lo mejor es que acudas directamente a microformat.org y veas la cantidad de formatos que puedes aplicar.

Microformatos y SEO

En realidad lo más interesante de implementar microformatos para los motores de búsqueda como Google, es que gracias a ellos se potencia el CTR o tasa de click en las páginas de resultados.

Una página que no utilice este tipo de marcado, se mostrará en las SERP de manera estándar. Simplemente con un titulo y una descripción.

microformatos

Por el contrario, cuando se utilizan microformatos, se puede acceder a los llamados rich snippets o fragmentos enriquecidos. El resultado es rotundamente más visual y hace que el usuario se sienta mucho más atraído con lo que tendremos una mayor cantidad de visitas orgánicas.

Rich Snippet Microformateado

La información es completa, nos habla desde el rating o valoración recibida a las calorías que contiene pasando por el tiempo de preparación y, algo muy evidente, la fotografía del plato.

A los buscadores les gustan los microformatos y, tanto es así, que Google, Bing y Yahoo se pusieron de acuerdo para apostar por una homogeneización de los datos estructurados. Así, con su impulso, se empezó a popularizar el vocabulario de Schema donde podemos encontrar prácticamente cualquier área de interés (10 millones de sitios ya lo utilizan)

¿Cómo saber si se están aplicando correctamente?

Lo más sencillo es recurrir a Google y su herramienta de pruebas de datos estructurados. Basta con que introduzcas la url que quieres comprobar y pulses en el botón correspondiente para empezar el test.

Con la pantalla dividida en dos tendremos, a la izquierda una visión del código y a la derecha los distintos elementos junto y, si corresponde, los errores y advertencias de los que hubiera que ocuparse.

Testar microformatos

La verdad es que resulta bastante sencillo comprobar de un vistazo el estado de la implementación.

¿Te animas con los microformatos? No cuesta demasiado hacerlo y verás cómo se potencian tus resultados en orgánico.

¡No te pierdas nuestro posts sobre Marketing Online! Síguenos en Twitter(@Acumbamail) y danos un LIKE en nuestra página de Facebook.

 

Imágenes | Google y Unsplash

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *