Email Marketing

Qué es un CNAME (Canonical Name) y para qué sirve

· 10 diciembre, 2019 · 2 min
Tiempo de lectura: 2 minutos

CNAME

Al crear una página web es normal que junto al dominio principal existan otros subdominios. Es entonces cuando cobra importancia la figura del CNAME. Es una cuestión algo técnica, pero tiene importancia a la hora de gestionar correctamente una página web y las newsletters, por lo que es interesante profundizar un poco en este tema.

CNAME, ¿qué es?

Un registro de este tipo nos ayuda a dirigir un subdominio a otro dominio que  actúa de canonical. Con él no apuntamos un dominio hacia una IP sino un dominio (subdominio en realidad) hacia el dominio principal.

Para qué sirve un CNAME

En realidad opera como si fuera un alias. Es decir, que gracias a esta fórmula un mismo dominio puede ser reconocido a través de varios nombres.

¿Cómo se configura un CNAME?

Hoy en día la mayoría de los hostings ofrecen un servicio sencillo e intuitivo para crear o cambiar el CNAME.

Lo habitual es acceder al panel de control de hosting y entrar en la sección de configuración de DNS y luego a registros DNS. Aquí suele haber una opción que permite crear nuevos registros indicando el subdominio (nombre que se le quiere dar) y la dirección de destino a la que se va a ser redirigido el usuario que acceda a través del subdominio.

Una vez que se propagan los cambios, el CNAME estará totalmente operativo y funcionará de la forma que hemos determinado.

¿Qué importancia tiene el CNAME cuando se trata de hacer email marketing?

Crear una campaña de marketing exige tiempo y esfuerzo, y nadie quiere que después de pasar un tiempo diseñando y creando el email perfecto Google lo acabe calificando como spam.

Si ya es complicado que un usuario abra una newsletter, lo es todavía más si el correo no le llega a su bandeja de entrada sino a la carpeta de correo no deseado.

Puede ocurrir que Google nos acabe poniendo en su lista negra por usar enlaces de tracking con dominios que son compartidos por varias cuentas. Y la mejor forma de evitar esto es configurar un dominio que sea personalizado para la newsletter.

Así le estamos asegurando a Google que todos los correos están asociados a un determinado dominio, y evitamos que nos considere como un remitente sin confianza. El resultado es que aumentamos el ratio de correos que llegan a la bandeja de entrada en lugar de a la de spam.

El tema del CNAME parece más complejo de lo que es, puesto que la configuración es realmente fácil y se puede hacer de forma casi automática. Además, si te equivocas siempre puedes borrarlo todo y volver a empezar.

Si tienes un boletín de noticias, lo mejor es que desde el primer momento uses el CNAME para crear un subdominio para tu newsletter que esté vinculado con el dominio principal. Conseguirás que Google no desconfíe de tus envíos y que tus correos electrónicos lleguen a tus receptores. Es, por tanto, una herramienta más para conseguir el éxito en tus campañas de marketing online, no la pases por alto.

En Acumbamail, puedes utilizar el CNAME para configurar DKIM y aumentar la entregabilidad de tus campañas.

Qué es un CNAME (Canonical Name) y para qué sirve

El equipo de Acumbamail te explica todos los conceptos necesarios relacionados con el marketing digital.

Seguir en: linkedin