Marketing Online

Marketing de guerrilla: qué es y cómo beneficiarse de él

· 25 octubre, 2017
¿Qué es marketing de guerrilla?

Hablemos de marketing de guerrilla, la vertiente más descarada y divertida. Deja que te te cuente qué es y cuales son sus ventajas. De paso, te ponemos algún ejemplo para que lo veas más claro. ¡Al ataque!

¿Qué es marketing de guerrilla?

Vivimos “acosados” publicitariamente. Tanto es así que se estima que cada persona recibe más de 3.000  impactos comerciales diarios. Esto ya ocurría con los medios convencionales cuando esa persona era un sujeto pasivo de la acción del marketing (spots en televisión, cuñas de radio, anuncios en prensa escrita, vallas, publicidad y promoción en punto de venta…)

La consecuencia es que el usuario desarrolla cierta ceguera a estos impactos. Esto significa que nos convertimos en ruido de fondo y nuestras campañas pierden efectividad.

Regístrate gratis Comienza a usar gratis nuestro servicio y disfruta de 2.000 emails al mes para siempre. No necesitas tarjeta de crédito.

Con este escenario los profesionales del marketing se dan cuenta que es necesario cambiar el enfoque. Los usuarios requerían estrategias y técnicas nuevas. Ser disruptivos y captar la atención con un fogonazo.

Los medios convencionales se atomizaban con lo que dejaba de haber grandes audiencias, a los anuncios le costaba cada vez más sorprender pero aún eran y son muy útiles. Por otra parte teníamos el marketing llamado BTL o Below the Line que es el que ocurre fuera de los medios masivos que es más creativo e impacta a un nivel más próximo (eventos, street marketing, ambient marketing…).

El below parecía la mejor forma de aterrizar la estrategia a nivel de usuario. Nos permitía ser más directos, mirarle a los ojos y hablarle directamente. Así surge por primera vez el término marketing de guerrilla en los primeros años 80 del siglo pasado. Lo acuñó Jay Conrad Levinson en su libro llamado precisamente así: Guerrilla Marketing.

En este manual Levinson detalla algo más que nuevas técnicas, lo que muestra es una nueva forma de entender el marketing.

Mercadotecnia de guerrilla. Otro mundo

¿Existe el marketing de guerrilla digital?

Todo lo comentado hasta el momento alcanza una nueva cuota nunca vista antes cuando entra en escena el marketing digital. Hasta el momento no habíamos vivido un cambio de paradigma tan radical y tan rápido desde la popularización de la televisión (y necesitó muchos años para considerarse un estándar).

El panorama digital a aumentado la cantidad y la sofisticación de los impactos. No son simples anuncios en la red de búsqueda, acciones de email marketing o banners. Son estrategias complejas que incluyen personalización y que pueden medirse de manera exacta.

Podemos considerar las redes sociales como una extensión de la calle.  De modo que son el mejor lugar para trasladar aquí lo que el viejo marketing below the line lleva años haciendo allí. Crea acciones impactantes en social media con una ventaja que jamás tendrás en el street marketing: la posibilidad de segmentar y conocer parte de la forma de pensar y ser de tus clientes sin tener que preguntarles con lo que puedes sofisticar muchísimo tu estrategia.

Incluso los medios de pago nos permiten hacer campañas sin la necesidad de un presupuesto muy alto. Así que aprovecha para potenciar el efecto orgánico de tus acciones e invierte un poco en PPC y Social Ads. Será como meter el turbo a efectos de alcance.  

Ventajas del marketing de guerrilla

Sin lugar a dudas la capacidad para agitar al consumidor. Le hacemos protagonista de las acciones y partícipe directo con lo que ya no es ese sujeto pasivo que se limita a ver un anuncio: ahora participa de la experiencia de marca.

Otra de las virtudes más interesantes es que, dependiendo de la envergadura de las acciones. Puede ser muy efectivo sin invertir una cantidad desmesurada de presupuesto.

Esto hace que el marketing de guerrilla haya abierto muchas posibilidades a pequeños anunciantes. Antes, veían los grandes medios muy lejos de su alcance. Además, tenían un freno de conocimiento tecnológico con el marketing digital.

Se integra fantásticamente con otras vertientes y estrategias. Si realizamos una buena acción de guerrilla podemos, desde hacer una nota de prensa hasta un spot de televisión. Además es un material genial para mover en redes sociales y generar contenido que puede llegar a ser viral.

Contras del marketing de guerrilla

También tiene inconvenientes, claro. Al tratarse de estrategias creativas siempre corremos el riesgo de resultar confusos o no explicar bien del todo la naturaleza de la acción.

El impacto puede devorar a la marca. Si haces algo sorprendente o conmovedor el usuario puede quedarse con la experiencia disociada de la marca: ha vivido algo interesante, emocionante, divertido… pero no lo asocia a la marca.

Consecuencias legales. Esto ocurre menos en digital, pero ten en cuenta que cuando intervienes en un plano físico puedes ir al límite. Invadir la calle puede generar ciertas tensiones con la autoridad, requerir permisos municipales, cesiones de derechos de imagen…

Ejemplos de marketing de guerrilla

La primera norma es que todo vale para conseguir la atención del público. Esto implica que no hay un mix de medios o un roadmap único. Hay que romperse un poco la cabeza y ser creativo en mayúsculas. La  mejor forma de ver lo que quiero decir es con un par de ejemplos.

Coca-Cola y su máquina de la felicidad

La marca de bebidas refrescantes Coca-cola que hace mucho tiempo se convirtió en una máquina de hacer branding. Prácticamente no tiene nuevos productos y se centra en vender estilo de vida, felicidad, la chispa de la vida, sonrisas y unicornios de colores.

Atentos a esta acción de marketing de guerrilla. Es magistral y relativamente barata (y más teniendo en cuenta los presupuestos que maneja esta gente).

Parece una acción divertida y de buen rollo pero muy local. Se realizó en una universidad con lo que parece algo limitada en cuanto a alcance, ¿o no? Resulta que la combinación de guerrilla y redes sociales generó… ¡8,2 millones de visualizaciones en YouTube! ¿cuánto sería esto publicando un spot?

Pepecar y su flota

Un ejemplo de marketing de guerrilla digital puro y barato a más no poder: la flota de coches fantásticos (literalmente) de Pepe Car. En 2013 se descolgaron con unas cuantas nuevas adquisiciones. Estos modelos iban desde el Delorean de Regreso al Futuro o la mítica furgoneta de El Equipo A al troncomóvil de Los Picapiedra.

Guerrilla marjketing online con Pepe Car

Empezó como una inocentada pero una vez que empezó a rodar la bola de nieve ya no hubo quien la parase.

Los usuarios lo compartieron, los medios lo compartieron y Pepe Car reforzó su posicionamiento de marca. Con un estilo desenfadado y vacilón llevando al extremo su negocio. Por el camino, consiguieron generar tráfico web y brand awareness.

Netflix

Logo de Netflix

Otro gigante que no se corta un pelo con sus acciones de marketing y comunicación. Me gusta casi todo lo que hacen. No parece asustarle mezclar a los de Muchachada Nui con Narcos o Leticia Sabater con Stranger Things.

Precisamente al hilo de Narcos se descolgaron con una lona gigantesca situada en uno de los edificios más representativos de Madrid, en plena puerta del Sol. En ella salía la cara del actor que representa a Pablo Ecobar junto al copy: “Oh blanca Navidad”

¿Consecuencia? Se incendiaron las redes sociales, incluso la gente se hacía fotos delante de la lona. Incluso, generaron tanta polémica que incluso apareció el organismo de autoregulación publicitaria para valorar si se incumplían las normas y hacer recomendaciones.

 

 ¿Te animas a probar con el marketing de guerrilla? Vas a divertirte además de conseguir objetivos de negocio de una forma más económica.

¡No te pierdas nuestros posts! Síguenos en Twitter @Acumbamail y danos un LIKE en nuestra página de Facebook .