Email Marketing

Qué es la publicidad subliminal y cómo puede ayudarnos en nuestra newsletter

· 1 octubre, 2019

¿Quieres conseguir que tu email marketing sea todavía más efectivo? ¿Has oído hablar de la publicidad subliminal? Presta atención, te vamos a descubrir cómo puedes sacarle partido en tu newsletter. Pero antes, conviene aclarar un poco este concepto.

¿Qué es la publicidad subliminal?

Consideramos como tal el mensaje que se transmite por debajo del umbral de la percepción consciente y que incita a consumir un producto. Aplicado al campo de las newsletter, se trata de usar nuestros mensajes para estimular el subconsciente del lector a fin de llevarle hasta la web y conseguir una conversión.

Regístrate gratis Comienza a usar gratis nuestro servicio y disfruta de 2.000 emails al mes para siempre. No necesitas tarjeta de crédito.

Durante décadas se ha debatido mucho sobre si este tipo de publicidad es o no ética. Mientras que para algunos implica una especie de “juego sucio”, otros especialistas de marketing lo ven como una manera más de generar engagement.

Lo que está claro es que estas técnicas parecen funcionar, por lo que incluso aquellos que se manifiestan en contra pueden acabar recurriendo a ellas.

Tipos de publicidad subliminal

No todas las modalidades de esta técnica son iguales. Vamos a diferenciar entre la publicidad de tipo subliminal que se centra en el texto, la de imagen, la de música y la de logotipo.

De texto

Está claro que un buen texto puede persuadir. De hecho, un texto bien trabajado puede llevar al lector hacia donde el escritor quiere casi sin que sea consciente de ello.

Esta técnica se usa mucho en el inbound marketing. A priori el objetivo de un contenido de este tipo no es vender, sino informar, pero en el trasfondo del texto siempre existe una intención comercial.

De imagen

Es quizá la más conocida. El mundo de la publicidad está lleno de ejemplos de imágenes que son capaces de evocar algo diferente a lo que están mostrando. Pueden ser imágenes con doble sentido, ilusiones visuales o incluso imágenes escondidas, tanto en fotografía, como en vídeo o banners publicitarios.

De música

Con frecuencia también nos encontramos en la música con mensajes comerciales que nos pasan desapercibidos. No en vano, el sonido y la música tienen una gran capacidad para despertar emociones de todo tipo.

De logotipo

Otra modalidad clásica. Hay casos muy célebres de logotipos que tienen mensajes ocultos. Es el caso de Toblerone, en cuyo logo hay un oso escondido que hace referencia a los orígenes de la marca.

Ejemplos de publicidad subliminal para newsletter

Estas técnicas que hemos estado viendo las puedes utilizar también a la hora de elaborar tus newsletters.

Por ejemplo, si estás preparando el lanzamiento de un producto o un servicio puedes aprovechar el email marketing y lanzar mensajes subliminales unas semanas antes. Puedes hacerlo a través del texto, pero también a través de las imágenes, el logotipo o incluso la música.

Imagina que vas a publicar un libro sobre SEO. Podrías aprovechar y utilizar en tu newsletter imágenes que contengan la palabra SEO de forma que no sea fácilmente reconocible. Por ejemplo, en el fondo del texto.

También podrías trabajar el texto subliminal añadiendo en la newslettter artículos que de una forma u otra destaquen la importancia de un buen posicionamiento.

De hecho, si tu negocio está centrado en el SEO podrías incluir una referencia oculta a este tema en el logotipo. Y añadir siempre este logotipo en tus comunicaciones comerciales.

Quizá con la música sea algo más complejo, pero podrías colocar en tu newsletter un enlace a un vídeo con alguna canción que hable de llegar a ser el número 1. Podrías incluirla en forma de recomendación, tipo “no puedo acabar esta newsletter sin recomendarte esta canción, te cargará las pilas”.

En definitiva, se trata de despertar en el posible cliente las ganas de comprar tu producto, pero hacerlo de forma que no resulte evidente. 

Con estos ejemplos que hemos visto le estamos diciendo al lector que el SEO es importante, que lo necesita. Así, cuando llegue el momento de presentar tu libro, el cliente ya estará predispuesto para la compra, aunque él todavía no lo sepa.

Todo es cuestión de ensayo y error. Lo importante es que siempre uses las técnicas de publicidad subliminal de forma ética y sin abusar de ellas.