Marketing Online

Qué es el workflow y cómo aplicarlo en inbound marketing

· 12 noviembre, 2019 · 3 min
Tiempo de lectura: 3 minutos

¿Conoces lo que es el workflow? Te vamos a explicar qué significa este término y cómo aplicar este concepto dentro del inbound marketing para mejorar las conversiones de tu web.

¿Qué es un workflow?

La traducción literal de workflow al castellano es “flujo de trabajo”, por lo que de primeras, se puede deducir que se trata de un proceso de tareas. El concepto de workflow tiene su origen en procesos informáticos, en los que se automatizan determinadas tareas con el fin de conseguir un objetivo o facilitar el trabajo.

Por lo tanto, el workflow es simplemente un flujo de trabajo, en el que se automatizan varias tareas o procesos de forma ordenada y/o jerárquica, y que ayuda a muchos negocios a agilizar, facilitar y conseguir unos objetivos marcados.

¿Qué es un workflow en inbound marketing?

Ahora que ya sabes qué es un workflow, vamos a explicarte qué tiene que ver con el inbound marketing y cómo se puede aplicar.

Antes de empezar, vamos a repasar el concepto de inbound marketing: es una serie de técnicas de marketing digital que tienen por objetivo atraer de forma no intrusiva nuevos leads o clientes mediante determinadas acciones diseñadas para ese fin.

Por lo tanto, cuando hablamos de flujos de trabajo en inbound marketing, nos referimos a todas esas acciones que se pueden automatizar para conseguir atraer leads de una forma amigable, siempre centradas en el público objetivo.

¿Cómo aplicar el workflow en inbound marketing?

En el mundo del inbound marketing es difícil conseguir automatizar muchas tareas. Sin embargo, en la parte que corresponde al email marketing sí que puedes tener esa oportunidad de crear un workflow.

Para empezar, deberás crear una estrategia de email marketing centrada en el objetivo: atraer leads. Para ello, deberás realizar los siguientes pasos:

  1. Definir tu público objetivo: tendrás que saber a quién quieres dirigirte mediante las campañas de mailing, quién es el buyer persona, teniendo claro detalles como qué le gusta, qué suele comprar, qué intereses tiene, etc.
  2. Segmentar: una vez entiendas los tipos de público que tienes, lo mejor que puedes hacer es segmentarlos en varios grupos según sus características. Muchas plataformas de email marketing permiten la segmentación tomando la información de tu base de datos.
  3. Crea un plan de contenido: teniendo el objetivo bien presente, deberás crear un plan sobre el contenido que enviarás a tu público. Por ejemplo, tendrás que definir cuántos emails van a componer ese workflow o qué tipo de contenido vas a utilizar (informativo, transaccional, etc.).
  4. Diseña los correos electrónicos: utiliza un diseño atractivo, introduce parámetros de personalización y cuida muy bien el texto, pero sobre todo no olvides incluir CTA que animen al usuario a hacer clic.

Hay muchos ejemplos de workflow sobre emails automatizados, pero vamos a ver uno en el que se trata a un nuevo usuario:

  • Email de bienvenida
  • Email con descuento para premiar su registro
  • Email de contenido interesante (editorial, blog, etc.)
  • Email con productos recomendados
  • Email de carrito abandonado

En este ejemplo de workflow, la estrategia se centra tanto en informar y aportar contenido como en generar una transacción final.

En definitiva, podemos decir que aplicar un workflow en inbound marketing puede ser realmente útil para el lead nurturing, es decir, para atraer leads que puedan convertirse en futuros clientes.

Qué es el workflow y cómo aplicarlo en inbound marketing

El equipo de Acumbamail te explica todos los conceptos necesarios relacionados con el marketing digital.

Seguir en: linkedin