Email Marketing

Todos los problemas del email marketing (y cómo solucionarlos)

· 10 marzo, 2020 · 12 min
Problemas y soluciones del email marketing
Tiempo de lectura: 12 minutos

El email marketing es uno de los canales más utilizados por las empresas como parte de su estrategia de marketing online. Entre sus beneficios, podemos destacar que ofrece la posibilidad de establecer una comunicación bidireccional entre las marcas y sus suscriptores, o, en un sentido más monetario, que supone uno de los canales que mayor ROI obtiene.

Sin embargo, no está exento de que, en determinados casos, puedan aparecer una serie de problemas que lastren el resultado de campañas y, en algunos casos, provoquen el abandono del uso del email por parte de algunos usuarios.

La paradoja es que en la mayoría de casos, estos problemas tienen una solución muy sencilla. En Acumbamail recibimos todos los días feedback de nuestros usuarios a este respecto, y aprovechando estos datos en este post te hemos recopilado los problemas más habituales a los que se enfrentan los usuarios de plataformas de mailing masivo y cómo puedes solventarlos sin apenas esfuerzo.

Mi tasa de apertura es baja

No hay duda de que la tasa de apertura es una de las métricas clave para indicar si una campaña de mailing está obteniendo el rendimiento esperado o no. 

Pero antes de solucionar un hipotético problema de open rate, merece la pena detenerse un momento en la cuestión previa: ¿cuando tienes una tasa de apertura baja?

Es imposible que todos los receptores de un email lo abran (aunque sería estupendo), y, por lo tanto, debes saber valorar cuando estamos ante un porcentaje aceptable y cuando no.

Esto depende de varios factores, entre los que cabe destacar dos: el tipo de email que estás enviando, y el sector en el que te mueves.

Por lo tanto, no será lo mismo la tasa de apertura de un email de confirmación de un pedido que de una newsletter. Asimismo, se observan variaciones relevantes dependiendo del sector, horario de envío, cadencia y calidad de la lista.

El primer paso, por lo tanto, es analizar si estás teniendo un buen ratio de apertura o no. En el caso de que esté por debajo de la normalidad, es cuando debes ponerte a trabajar en solucionarlo. No obstante, siempre debes intentar mejorarlo, pues cuanto mayor sea, mayor rendimiento obtendrás de tus campañas. 

Soluciones:

Limpia tus listas

La calidad de la lista es uno de los factores clave para que tus campañas consigan un buen ratio de apertura respecto a los correos enviados. Es muy importante que vigiles que tus listas ofrezcan una reducida tasa de rebote, y que periódicamente elimines a los suscriptores inactivos, además de facilitar la baja para aquellos que no estén interesados en recibir tus correos. 

En Acumbamail dispones de herramientas para la optimización de listas y valorar su calidad antes del envío de tus campañas, que pueden ayudarte a este respecto. 

Segmenta tus envíos

Una de las buenas prácticas básicas en el email marketing, es que no debes enviar todos tus envíos a todos tus suscriptores. Cada uno de ellos puede tener intereses y circunstancias diferentes. Segmentar las listas para cada envío te ayudará a realizar envíos más certeros a cada grupo de usuarios, generando mayor interés en ellos.

Cuida el asunto

Una vez que tu campaña llegue a la bandeja de entrada del usuario, será el asunto lo que más peso tenga en la decisión de abrirlo o no. Es, por lo tanto, vital tener un asunto atractivo para inclinar la balanza a favor de abrir tu email que, además, competirá por otros muchos por captar la atención de tu suscriptor. 

En este artículo te explicamos cómo escribir un buen asunto para un email.

Crea contenido relevante

Aunque el objetivo último de tus campañas sea obtener conversiones o ventas, no debes ser demasiado agresivo en este sentido. Genera contenido relevante para tus suscriptores, que aporte valor a tus emails y mantenga su interés para seguir recibiendo tus campañas e interesándose por lo que les cuentas en ellas.

Personaliza

En la medida de lo posible, trata de que cada email esté lo más personalizado posible para cada usuario, utilizando toda la información que puedas al respecto (nombre, intereses, etc.)

Si quieres saber más acerca de la tasa de apertura y cómo mejorarla, te damos 12 pasos para ello.

Mi tasa de rebote (bounce rate) es alta

La tasa de rebote es el porcentaje de correos que no pueden ser entregados al destinatario. Los rebotes pueden ser de dos tipo: soft bounce (cuando el error de entrega es temporal y se hará un nuevo intento, por ejemplo en el caso de que la bandeja de entrada esté llena), y hard bounce, que se producen cuando el error de entrega es definitivo. Un ejemplo de esto es que la dirección de correo no exista.

Una elevada tasa de rebote es un problema muy grave para el buen desarrollo de tus campañas, pues es uno de los indicadores que tienen los filtros de los clientes de correo para catalogar un correo como spam.

Por lo tanto, es vital que trates de mantenerla lo más baja posible siempre. En el caso de que sea alta, debes remediarlo de inmediato.

Soluciones:

Elimina los hard bounce antes de cada envío

Asegúrate de que, antes de realizar un envío, has eliminado todos los rebotes definitivos que hayas podido tener en envíos previos. Normalmente, si utilizas un buen software de email marketing, esto debería hacerse de manera automática.

Implementa un doble opt-in

El doble opt-in implica que, para dar de alta a un usuario en una lista, no basta con que rellene el formulario de suscripción, si no que tendrá que confirmarlo pinchando en un enlace de un email de confirmación. De este modo, no darás de alta en la lista direcciones que no existan y reducirás considerablemente la posibilidad de rebote. Además, implicará un verdadero interés de los suscriptores, por lo que también puede afectar beneficiosamente en tu tasa de apertura. La lista, eso sí, crecerá de manera más lenta, pero, a cambio, será de mayor calidad. 

Mis correos van a spam

Probablemente, el mayor temor de los usuarios de plataformas de envío de campañas de mailing. Curiosamente, lo cierto es que es muy sencillo no llegar a la carpeta de spam si no eres un spammer (y si lo eres, no eres bien recibido en Acumbamail). 

Pero antes de nada, y al igual que en el caso de la tasa de apertura, lo más importante es responder correctamente a la pregunta: ¿están realmente llegando tus envíos a la carpeta de spam?

Es posible (e incluso habitual) que alguno de tus envíos acabe en la carpeta de spam de un suscriptor aislado, por diversos motivos. Pero esto no quiere decir que a gran parte de tus correos les esté ocurriendo lo mismo. Es importante, por lo tanto, valorar si realmente tienes un problema de entregabilidad. Si envías tus campañas con Acumbamail y piensas que puedes tener un problema con el spam, contacta con nosotros, analizaremos tus campañas y te ofreceremos asesoramiento para solucionarlo y realmente se está dando este caso. 

Soluciones:

Las soluciones a este problema son, además, medidas preventivas. Se trata de buenas prácticas que deberías intentar cumplir desde el minuto 0, aunque no hayas detectado un hipotético problema con el spam. 

Configura DKIM/SPF

DKIM y SPF son dos protocolos que verifican que tienes permiso para enviar en nombre de un dominio concreto. Los clientes de correo se basan en esta información para valorar la fiabilidad del remitente, por lo que se trata de una herramienta clave para evitar los filtros de spam.

En este artículo puedes conocer con detalle cómo configurar DKIM y SPF en Acumbamail.

Evita palabras prohibidas

Existen palabras que pueden hacer saltar las alarmas a los proveedores. Más allá de las obvias que todos conocemos, puedes consultar aquí una lista muy completa al respecto.  

Conviene evitarlas tanto en el asunto (sobre todo), como en el cuerpo del email. 

Plantilla HTML y proporción entre texto e imagen

Hay que poner atención en que la maquetación de tu plantilla sea adecuada. Lo mejor para evitar problemas en este sentido, es que utilices un editor de plantillas que garantice un código limpio para no tener ningún problema.

Además, si incluyes imágenes en tus correos, debes asegurarte de que no ocupen una proporción muy alta con respecto al texto, pues es una práctica habitual del spam y puede afectar a la entregabilidad de tus campañas.  

Enlace de baja

Algunos de tus suscriptores se querrán dar de baja y dejar de recibir tus correos. Más allá de que debes analizar los motivos y tratar de minimizar este número, siempre debes facilitarlo. 

Ocultar o dificultar el proceso de baja sólo conseguirá frustrarlos y, si no encuentran un modo sencillo de hacerlo, marcarán tus envíos como spam, lo cual tendrá consecuencias nefastas para el resultado de tus campañas. Por lo tanto, incluye siempre un enlace de baja visible, y no les pongas problemas si no quieren seguir recibiendo tus correos.

Reputación de dominio y de IP

La reputación como remitente es importante, así como las IP’s desde las que se realicen tus envíos. Tu reputación depende de ti y del contenido que envíes. Para no tener problema con las IP’s, lo mejor es que utilices una herramienta de mailing como Acumbamail, y nosotros nos encargamos de ello.

Mis campañas de email no se visualizan correctamente en algunos clientes de correo, dispositivos o navegadores

En la actualidad, tus correos pueden ser leídos en una gran variedad de dispositivos, clientes de correo o navegadores web, cada uno de ellos con sus características y peculiaridades. Debes tener claro que todos tus suscriptores puedan consultar tus campañas correctamente, sin importar desde dónde lo hagan. 

Soluciones:

Utiliza un editor de plantillas de email marketing

Editores de plantillas de mailing como el que puedes utilizar en Acumbamail te aseguran diseñar fácilmente una plantilla responsive que ofrezca una buena experiencia de usuario en cualquier situación, sin necesidad de tener conocimientos de diseño o maquetación. 

Previsualiza el email antes de enviarlo

Para asegurarte de que no hay ningún problema, puedes previsualizar el email antes de enviarlo, y anticiparte y solucionar cualquier error que pueda darse. 

Puedes conocer el funcionamiento de esta herramienta con detalle en este post.

El CTR de mis enlaces es bajo

El CTR o Click-through-rate es el porcentaje de click que reciben los enlaces de tus emails, con respecto al número de emails abiertos. Es importante pues corresponderá con el número de suscriptores que cumplen o están más cerca de cumplir el objetivo de tu campaña (acceder a un post, hacer una compra, crear una cuenta, etc.)

Soluciones:

Mejora tus CTA

Las llamadas a la acción son los textos que incitan al click. Estos deben ser lo más certeros posible para que el usuario decida no ignorarlos, por lo que debes prestar especial atención. Aprende más sobre los Call to Action aquí.

No pongas muchos enlaces

Si pones muchos enlaces, diversificarás la atención del lector y diluirás la efectividad de las llamadas a la acción, pudiendo esto repecutir negativamente en el CTR de tus campañas.

En este post puedes aprender más acerca de esta métrica y cómo mejorarla.

Mi tasa de conversión es baja

La tasa de conversión es el porcentaje de usuarios que llevan a cabo la acción que pretendías con tu email. Puede ser un registro, una compra, o cualquier otro tipo de objetivo que te hayas marcado. Todas los factores tratados en este post son susceptibles de afectarla, pero hay uno de ellos que es vital. 

Soluciones:

Mejora la landing page de las campañas

Más allá de que todo lo hablado anteriormente (entregabilidad, tasa de apertura, CTR, etc.) incidirá directamente en el porcentaje de conversiones que consigas, una vez optimizadas todas esas métricas, hay un elemento que tiene una importancia vital: la página de destino a la que derivas desde tus campañas. En Acumbamail puedes diseñarlas y publicarlas fácilmente con nuestro editor.

Visita nuestra guía completa sobre la creación de landing pages para asegurarte de diseñar páginas de destino que consigan conversiones.

Tengo un ratio de suscriptores activos muy bajo

Los suscriptores activos son aquellos de tu lista que interactúan de manera regular con tus envíos (es decir, los abren, hacen click en los enlaces, etc.). Mantener un buen ratio de suscriptores activos es muy importante para que el resto de métricas sean aceptables y consigas los resultados esperados con tus campañas. 

Soluciones:

Mejora el contenido de tus campañas y califica a los usuarios

Si alguien se suscribe a tu lista, es porque ha mostrado interés en lo que tienes que contarle. Si ha dejado de abrir tus correos, probablemente sea porque el contenido de dichos emails no ha logrado colmar sus expectativas. Recuerda siempre aportar contenido de valor y no sólo con intención de monetizar, para mantener el interés de tus suscriptores.

Fomenta la actividad de los suscriptores mediante lead scoring y campañas de reactivación.

De esta manera, podrás separar a los más activos de los que no lo son, y enviar campañas más certeras a cada uno de ellos.

Mi churn rate es muy elevado

La lista de suscriptores es el elemento más importante del email marketing, y que mantenga un crecimiento sostenido es vital, ya que el interés no dura eternamente, y deberás ir renovando a tus suscriptores si quieres seguir sacando partido a tus campañas.

Una elevada tasa de cancelación puede herir de muerte tu estrategia de marketing, por lo que debes mantenerla lo más baja posible, para que el número de receptores siga aumentando. 

Soluciones:

Cadencia de envíos

Un elevado número de correos puede ser motivo de una alta tasa de cancelación. Debes estudiar con cuidado cual es la frecuencia de envío que necesitas. No hay una fórmula, ya que depende mucho del tipo de contenido con el que estés trabajando. 

Segmentación

De nuevo tenemos que recordar una de las buenas prácticas básicas del mailing masivo: no envíes todo a toda la lista. Procura agrupar a los usuarios de manera que cada envío llegue a aquellos con más posiblidades de interesarse por él. Hay muchas más posibilidades de darse de baja a través de una campaña que no interesa, que de una que sí.

Contenido

Aporta valor a tu contenido mediante artículos educacionales, onboarding, webinars, contenido exclusivo para suscriptores, etc. De este modo, estarás fomentando que el suscriptor se mantenga en tu lista y siga recibiendo tus envíos.

Mis listas de suscriptores crecen muy lentamente (o no crecen)

Aunque mantengas a raya la tasa de bajas, puede que tu lista no aumente con la velocidad que necesitas. Esto puede deberse a que no has hecho todo lo posible en tu estrategia de captación. A continuación, puedes encontrar algunas soluciones a este problema.

Soluciones:

Implementa formularios de suscripción en tu sitio web

Esto es básico. Intenta captar a los visitantes de tu web, incitándolos a dejar su correo y su permiso para recibir tus comunicaciones. Implementar los formularios es muy sencillo: en Acumbamail tienes de varios tipos y aparecerán en tu web simplemente pegando unas líneas de código.

Ofrece contenido descargable a cambio del email

Un reclamo excelente para aumentar tu lista es ofrecer, a cambio del email, algún contenido descargable como ebooks, freebies, webinars o cursos. De este modo, los usuarios recibirán algo de utilidad a cambio

Ofrece contenido exclusivo y ofertas especiales para suscriptores

Otra buena estrategia es crear contenido al que sólo se puede acceder siendo suscriptor (algunos post de tu blog, por ejemplo), u ofrecer descuentos y ofertas exclusivas a los usuarios dados de alta en tu lista.

No sé cómo cumplir con la legislación de protección de datos

Gestionar una base de datos de suscriptores implica que estás llevando a cabo un tratamiento de datos personales, y debes tener en cuenta las obligaciones y consecuencias legales que esto conlleva. 

Soluciones:

Infórmate sobre el GDPR y otras legislaciones relativas a la protección de datos que te afecten a ti o a la plataforma desde la que envías

En Europa, desde Mayo de 2018, el Reglamento General de Protección de Datos es vinculante para todos aquellos que gestionen datos personales. Utilizar una plataforma de email marketing normalmente te facilitará las cosas, pero debes tener claro que cumplen con esta regulación, y algunas de fuera de Europa no lo hacen (o lo hacen parcialmente).

Infórmate acerca del GDPR y Safe Harbor y haz nuestro test para saber si cumples con esta legislación.

Consulta con especialistas

Si tienes alguna duda concreta, contacta con tu plataforma de email y pide asesoramiento al respecto. 

No sé cómo medir los resultados de mis campañas 

Una de las ventajas que ofrecen las campañas de mailing es la cantidad de métricas y datos que te ofrecen en tiempo real. Gracias a esto, medir su éxito o su fracaso es muy sencillo, y estos datos suponen una gran oportunidad para irlas mejorando de manera sencilla y eficiente. Simplemente, hay que saber en qué fijarse. 

Soluciones:

Consulta los informes

Consulta los informes de la campaña para analizar las métricas más importantes a tiempo real. En ellos, podrás medir métricas tan importantes como la tasa de apertura, los clicks o la tasa de rebote, pero también podrás conocer mejor a tus suscriptores consultando el país de apertura o el dispositivo desde el que han leído tu correo.

Presta atención a las métricas más importantes

La cantidad de datos puede llegar a resultar algo apabullante, por lo que no debes perderte en una multitud de métricas, si no monitorizar e intentar mejorar las más relevantes para el rendimiento de tus campañas. 

Establece KPI’s

Para ello, lo mejor es establecer KPI’s para marcarte unos objetivos concretos y medibles y tratar de alcanzarlos en un periodo concreto de tiempo. 

En nuestra guía con las métricas más importantes del email marketing aprenderás que significa cada una de ellas, a cual debes prestar más atención y cómo optimizarlas.

Mi retorno de la inversión es bajo

Se estima, gracias a diversos estudios al respecto, que el email marketing ofrece de media un retorno de la inversión de unos 42 dólares por cada dólar invertido. Esto quiere decir que, dependiendo del sector, tipos de email, tipo de público objetivo y otras variables, puedes obtener más o menos, pero se trata de un canal tremendamente contrastado a la hora de ofrecer un beneficio. 

Soluciones:

Asegúrate de que lo estás midiendo correctamente

Primero, lo más importante. ¿Estás realmente obteniendo un bajo rendimiento? Asegúrate de medir bien todos los resultados y calcular correctamente el rendimiento de las campañas, que suele ser inmediato al ser el email un canal tan directo y económico.

Asegúrate de que estás cumpliendo todas las buenas prácticas del email marketing

Comprueba que no estás cometiendo ninguno de los errores mencionados en este artículo, que pueden incidir negativamente en los beneficios que puedes obtener de tus envíos. 

Aprende a medir y mejorar el ROI de tus campañas en este artículo dedicado a este respecto.

Asegúrate de que has calculado correctamente tu presupuesto para mailing

Quizá estás gastando más o menos de lo que deberías, o de una manera que no se corresponde a tu situación.

En este post puedes conocer en detalle cómo calcular de manera eficiente el presupuesto para tus campañas de email marketing.

No sé conectar mi herramienta de email marketing a otras aplicaciones

Para aprovechar al máximo todas las posibilidades del email, es necesario utilizar otras herramientas complementarias que utilices. Esto puede tener cierta complejidad, al tratarse de productos independientes con sus propia idiosincracia. 

Soluciones: 

Plugins e integraciones

Utiliza las integraciones que te ofrecen las herramientas de mailing con otras plataformas como WordPress, Magento o Google Analytics de manera sencilla.

Utiliza una API

Conecta tu aplicación con Acumbamail utilizando nuestra API. 

Conclusión

Como ves, aplicando una serie de buenas prácticas, puedes enfrentarte con éxito a prácticamente cualquier problema con el que te encuentres a la hora de enviar campañas de email a tus suscriptores.

No obstante, si necesitas ayuda personalizada, recuerda que puedes escribir a nuestro equipo de soporte para plantear tus dudas, y te responderán lo más rápido posible.

Todos los problemas del email marketing (y cómo solucionarlos)

Soy licenciado en Comunicación Audiovisual y, actualmente, Senior Marketing Specialist en Acumbamail. Antes, vendía papel en Dunder Mifflin.

Seguir en: linkedin