Email Marketing

Planificar estrategia de email marketing

· 22 septiembre, 2014
Planificar estrategia de email marketing

La planificación estratégica permite programar acciones en el tiempo dirigidas a obtener resultados sostenidos, calibrando minuciosamente las oportunidades, beneficios, riesgos y amenazas que pudieran obtenerse, o a las que pudiera estar expuesta una empresa. Es posible y recomendable planificar una estrategia de email marketing.

Un calendario editorial es una gran herramienta para la planificación estratégica de campañas de email marketing. En él se pueden destacar todos los eventos, fechas, estaciones e hitos relevantes para la compañía y sus audiencias claves, con la finalidad de planificar en el tiempo publicaciones de interés que se correspondan y permitan a la empresa participar en conversaciones de interés para su público objetivo.

Regístrate gratis Comienza a usar gratis nuestro servicio y disfruta de 2.000 emails al mes para siempre. No necesitas tarjeta de crédito.

Un calendario editorial permite aprovechar oportunidades: hablar con sus lectores sobre temas que le importan, generar empatía, publicar piezas creativas de impacto, producir contenidos con antelación, crear productos y promociones a medida, aumentar las ventas en los momentos más bajos y capitalizar los mejores meses del año.

Poder planificar iniciativas con antelación puede marcar muchas veces su éxito o fracaso y supone, para muchas empresas, tener beneficios o perdidas.

Pasos para crear tu calendario editorial:

  1. Ubica un calendario del período a planificar: trimestre, cuatrimestre, semestre, o año.
  2. Haz una lista de las fechas a remarcar, por ejemplo: navidad, año nuevo, Reyes, carnavales, semana santa, vacaciones, regreso a clases. La naturaleza de tu negocio y la personalidad de tu marca incluirán o descartarán eventos. Algunas marcas preferirán permanecer en silencio en determinadas épocas, mientras otras querrán destacarse mucho más. Fechas que para algunas marcas son irrelevantes, pueden ser estratégicas para otras. Por ejemplo: para medios de entretenimiento, son claves los cumpleaños de actores, conmemoraciones, natalicios, entregas de premios, eventos culturales, etc. Cuando una marca no tiene nada relevante que decir en un momento particular, es mejor permanecer en silencio.
  3. Depura tu lista: descartando las fechas en las que tu marca no pueda ejercer un papel relevante. A veces no es bueno gastar esfuerzos en fechas en las que la competencia está ya demasiado posicionada; y, otras veces, hay que usar el sentido común: una empresa comprometida con el medio ambiente, por ejemplo, no debería alzar su voz en fechas relacionadas con causas ambientales. Las fechas demasiado relacionadas con política, religión y género muchas veces también comprometen a determinadas marcas con la polémica.
  4. Lluvia de ideas: realiza un brainstorming con las fechas escogidas para sacar las mejores ideas para cada fecha: conceptos, promociones. Esto te permitirá ir validando el potencial de la idea, su costo y viabilidad.
  5. Una vez escogidas las fechas definitivas, segmenta: Quizás algunas fechas son de interés para grupos de la base de datos, pero no para todos. Hacer envíos bien dirigidos puede aumentar las tasas de éxito y evitar el spam.
  6. Mide el contexto: Hay fechas más o menos favorables para ofertas y descuentos, por sector. Conocer tu negocio te hará decidir mejor.
  7. Calcula los tiempos: No necesariamente la fecha a destacar es el mejor momento para hacer el envío. En los puentes y las vacaciones disminuye considerablemente la conexión de los usuarios. El envío correcto es el que se hace cuando los usuarios están buscando las mejores opciones para planificar, comprar o decidir. No es lo mismo mandar una oferta a última hora que un newsletter en medio de la semana. Todo dependerá de los objetivos trazados.
  8. Objetivos claros para cada fecha: No se trata de hablar por hablar, hay que definir objetivos de conversión claros para cada comunicación. Algunas fechas serán usadas para generar diferenciación, otras para nuevos registros, otras para compras, etc.
  9. Crea contenidos originales para cada ocasión que contribuyan al posicionamiento deseado para la marca y, además de lograr los objetivos inmediatos, fomenten una relación a largo plazo con los receptores. Hay tiempo para cuidar los pilares: asunto, diseño y contenido, ¡aprovéchalo!
  10. Planifica las plantillas: quizás algunas estacionalidades solo serán tema para el newsletter, otras serán para enviar mails de oferta.
  11. Revisión, programación y envío: lo bueno de planificar nuestra estrategia de email marketing es que siempre se puede revisar. Es importante validar que los mensajes estén bien construidos, bien dirigidos, sean llamativos y aporten valor. Si pasan la prueba, se pueden incluso dejar programados en la plataforma de email marketing para todo el período, para ahorrar prisas innecesarias y olvidos.

Hacer un adecuado seguimiento posterior de las estadísticas aportará los datos necesarios para evaluar la estrategia y planificar de forma efectiva un próximo lapso de tiempo.

La planificación estratégica de los envíos de email marketing permite planear con antelación la creación y lanzamiento de contenidos (que suelen quedar para el último minuto), hacer un mejor uso de las bases de datos, asegurarnos de crear y distribuir variedad suficiente de contenidos, aprovechar mejor las bondades del email marketing y sus plataformas de envíos, cumplir plazos, obtener insights y resultados.

Tu creas el contenido. Nosotros lo enviamos.