Cómo llegar a 10K suscriptores

Menos networking y más facturar: por qué no solemos pisar un solo evento de emprendedores

· 26 julio, 2018

Bienvenido a una nueva entrega de nuestra serie “Cómo conseguir 10.000 suscriptores”. En el post anterior, te contamos por qué no aceptamos clientes que envíen spam. En este, hablamos de algo de lo que, a nuestro juicio, también hay demasiado y reporta poco beneficio: los eventos de networking para emprendedores.

Hace años siempre se decía aquello de que, en España, una ardilla podía cruzar el país entero saltando de un árbol a otro. Ahora la situación ha cambiado: la ardilla en cuestión podría cruzar España saltando de evento para emprendedores a evento para emprendedores.

Lo cierto es que ahora la cosa se ha tranquilizado. El boom de los eventos tuvo su máximo auge hace pocos años y ahora ya no es tan exagerado, pero seguimos en una situación muy similar: cualquier emprendedor español podría dedicar los cinco días de la semana laboral a pasearse por eventos para acudir a charlas, hacer networking, etc.

¿Esto es bueno? Hombre, pues depende, como todo. Y dependerá de mil cosas: de en qué momento estés, de qué tipo de proyecto tengas, de en qué fase se encuentre tu startup, de quién vaya al evento en cuestión… Pero como aquí he venido a hablar de nuestro libro, lo digo sinceramente: Acumbamail nunca va a eventos de networking.

Por qué no solemos ir a eventos

Puede haber alguna que otra excepción, pero esa es la norma: para Acumbamail, la mayoría de eventos son una pérdida de tiempo. ¿Por qué? Por varias razones:

1.- Geografía. La mayor parte del equipo y de los fundadores de Acumbamail vivimos en Ciudad Real. Estamos a apenas 50 minutos de Madrid en AVE. Pero, francamente, no creemos que nos compense estar desplazándonos para ir a un evento.

2.- No hay valor añadido. En España hay muchos eventos en los que todos podemos aprender mucho, ya sea conociendo a nueva gente, recibiendo una masterclass o compartiendo conocimientos o experiencias con gente de nuestro sector. Pero no nos engañemos: esa es la excepción. Por lo general, muchos de los eventos que se organizan a día de hoy tienen de ponentes y de público a los que nos conocemos desde hace años. Y vernos de cuando en cuando para compartir una charla está muy bien, pero como valor añadido parece escaso. A día de hoy es muy difícil que ampliemos (de verdad) nuestra red yendo a un evento.

3.- No hay retorno. Imaginemos que vamos a un evento en el que nos ponemos como meta, efectivamente, conocer a nuevos profesionales de nuestro sector. ¿Cuál es el retorno de esa nueva red? A nivel personal, altísimo; a nivel empresarial, bajísimo. Y si acudimos a un evento como empresa (dando una charla, patrocinando el evento…) más de lo mismo. En nuestro caso (repito: estamos hablando del caso de Acumbamail), nuestros clientes no estarán ahí, o no habrá los suficientes como para que nos compense estar. Antes de montar Acumbamail, con nuestra anterior startup, fuimos a Omexpo, compramos un minúsculo stand por 1.000€ y nos gastamos otros 2.000€ en imprimir cerca de 1.500 carpetas para posibles clientes y usuarios. No os miento: en mi casa sigue habiendo carpetas. Muchas. Demasiadas.

¿Son inútiles todos los eventos?

Que nadie me malinterprete: con esto no estoy diciendo que los eventos no sean útiles para una startup, sino que esa utilidad dependerá de un sinfín de detalles y de la idiosincracia de la propia startup: tu estado, tu modelo de negocio, tu tipo de clientes, tus necesidades de cada momento…

Acumbamail es una empresa que no depende de pocos clientes grandes, sino de muchos clientes pequeños. A nosotros, por tanto, no nos resulta demasiado útil aparecer por eventos. De hecho, no voy a suavizarlo: nos parece una total y absoluta pérdida de tiempo. En ocasiones, algunas startup inicipientes de nuestro perfil nos han preguntado cuándo recomendamos ir a eventos y cuándo no. A todas solemos decirles lo mismo:

¿Cuándo ir a un evento?

1.- Cuando vas a formarte.Los eventos no tienen por qué ser para hacer networking y colegueo. Pueden serte muy útiles cuando vas a recibir algo de formación o cuando vas  a aprender cosas que no sabías.

2.- Cuando vas a vender. Si tu modelo de negocio puede salir adelante vendiendo tu servicio a pocos clientes grandes, quizá te salga rentable aparecer por allí. Sobre todo si sabes que también va a ir aquella persona a la que puedes dirigir la venta.

networking

3.- Cuando va a ser rentable. Si estás en un evento al que van los posibles clientes que pueden suponer una (muy) buena inyección para tu facturación, ni lo dudes: ve. De hecho, si ves que las cuentas te salen, incluso puedes plantearte patrocinar el evento o parte de él.

¿Cuándo NO ir a un evento?

1.- Cuando acabas de empezar. Muchos piensan que al empezar tu startup es precisamente cuando más tienes que dejarte ver. Respetamos esa visión y (quizá) puede ser útil en casos muy concretos, pero no en el nuestro. Si el fuerte de tu empresa es la tecnología pura y dura, céntrate en desarrollarla o en llegar a tus clientes. Nosotros somos mucho más productivos delante del ordenador o con el teléfono en la oreja.

2.- Cuando no vas a aprender. A todos nos encanta compartir anécdotas y vivencias con otros profesionales del sector. Sin embargo, la experiencia nos ha dejado claro que aprendes mucho más cuando hablas directamente con tus clientes. Si hay que elegir entre hablar con los compañeros de gremio o con los clientes, nosotros lo tenemos claro.

3.- Cuando temes que te roben clientes. Imagínate que tú no vas a ese evento, pero sí van tus clientes… y tus competidores. Ojo, que igual tu competencia se pone a robarte clientes, ¿eh? Francamente, no creemos que esto funcione así. En nuestra opinión, es más fácil satisfacer a un cliente con un buen producto que con una buena marca. Si de verdad un cliente te va a abandonar porque haya encontrado un speech mejor, igual no debes preocuparte demasiado por ese cliente.

Este que habéis podido leer es mi punto de vista general acerca del networking y los eventos. Para continuar nuestra serie de post en busca de los 10.000 suscriptores, dentro de dos semanas, nos vamos a centrar en uno de los pilares de todo negocio: los clientes.

Si quieres, suscríbete en el formulario de abajo y te lo mandamos por email cuando lo publiquemos. ¡Hasta entonces!