Email Marketing

La pestaña de promociones de Gmail

· 22 octubre, 2013

Una de los principales cambios sucedidos en los últimos tiempos en el email marketing es la introducción de pestañas clasificadas por contenido en Gmail

Por defecto aparecen tres nuevas pestañas: Principal, Social y Promociones. Esto supone un motivo de preocupación para todo el mundo que utiliza el email como herramienta de marketing en su empresa. Desde aquí intentaremos resolveros las dudas que podáis tener.

¿Hay alguna forma de evitar la pestaña de promociones? 

Respuesta corta: No. Respuesta larga: Hay distintas formas de evitar ser clasificados como una promoción, el problema es que conllevan eliminar partes fundamentales de una campaña de marketing. Por ejemplo, haciendo desaparecer cualquier rastro de que el email está enviando por un ESP (Email Service Provider); es decir, podríamos eliminar el enlace de Ver en navegador y aquellos que nos permiten alterar el estado de la suscripción a una lista. También deberíamos eliminar la cabecera de unsubscribe. Esto deriva en dos problemas, el primero es que es una infracción en la ley, tanto de la española como de las leyes anti spam americanas; el segundo es que un usuario que no puede eliminar una suscripción, que no desea recibir, automáticamente indica que el email es spam, lo que va a conllevar un perjuicio para la reputación del que lo envía y provocará que nuestro correo acabe marcado como spam. Además, si mandamos un volumen suficiente, Google lo acabará detectando y marcándolo como spam o volviéndolo a enviar a la pestaña de promociones.

Regístrate gratis Comienza a usar gratis nuestro servicio y disfruta de 2.000 emails al mes para siempre. No necesitas tarjeta de crédito.

¿Cuál es el impacto real de la pestaña de promociones?

 Hemos utilizado los datos reales de uno de nuestros clientes, cuya lista no sufre demasiadas variaciones y que envía sus campañas con Acumbamail desde antes de la entrada en vigor de esta medida. Para ver el experimento hemos empleado únicamente la información de los suscriptores cuya dirección es de Gmail que se encuentran en su lista, y hemos hecho un estudio analítico temporal desde un mes antes a la entrada en vigor de la medida hasta tres meses después. Indicamos semanalmente la media de apertura de los boletines desde gmail. Aquí tenemos los resultados:

apertura-antes-despues-promociones

La bandeja de promociones comenzó a implantarse entre la cuarta semana de mayo y la primera de julio. En este periodo podemos ver un descenso de las aperturas en Gmail de nuestro cliente, que normalmente tiene buena aceptación y un público fiel. Puede apreciarse también que la tasa de apertura se ha ido recuperando con el paso del tiempo hasta llegar muy cerca de la que tenía antes de la pestaña de promociones, incluso superándola en alguna ocasión, sobre todo cuando su contenido ha sido más interesante. De cualquier forma, el porcentaje medio en el que ha reducido su tasa de apertura no ha llegado al 1%. En esto han influido varios aspectos:

  • El público objetivo del cliente es netamente tecnológico, por lo que son conscientes de que existe la pestaña de promociones y de que puede haber contenido que se encuentre en ella. 
  • La periodicidad de envío del cliente es exacta, por lo que a las personas que dejaron de aparecerle sus correos repentinamente pudieron notar que estos faltaban.
  • Su contenido es interesante y a los suscriptores les gusta leerlo, por lo que varios de ellos preguntaron directamente qué había sucedido con el email periódico.

¿Qué se puede hacer para reducir el impacto?

La primera medida es generar un buen contenido. Si un usuario desea leer lo que nosotros le ofrecemos y echa de menos nuestros emails, intentará averiguar qué ha pasado con ellos. Además, si el contenido está relacionado con algún tipo de compra, se puede tratar de utilizar las ofertas temporales, para así aumentar el deseo del cliente de leer los emails antes de tiempo. También es recomendable notificar la existencia de la pestaña de promociones a nuestros suscriptores utilizando otros canales. Si está dado de alta en nuestro boletín, es muy probable que también nos sigan en Twitter o Facebook. Otra medida complementaria a la generación de buen contenido y a las notificaciones es la creación de una campaña segmentada, enviada únicamente a nuestros suscriptores de Gmail en la que le indiquemos qué puede hacer para recibir el email en la pestaña principal: arrastrarlo y soltarlo en la misma e indicar que queremos que ese sea el comportamiento por defecto.