Email Marketing

5 conceptos clave de email marketing para startups

· 6 septiembre, 2016

En el post de hoy vamos a compartir contigo 5 conceptos clave de email marketing para startups, conceptos que a menudo se pasan por alto al empezar un negocio.

Seguro que te han dicho un montón de veces que el email marketing es un gran aliado de los negocios que empiezan. Es una herramienta barata, fácil de poner en marcha y que te permite llegar a mucha gente. Hasta aquí todo bien. Pero enviar emails sin ton ni son a tus contactos no es la mejor manera de iniciarte en el email marketing. Y menos aún si tienes una startup a la que quieres que respeten.

Hoy compartimos contigo 5 ideas clave que debes tener en mente a la hora de poner en marcha tu estrategia de email marketing para startups. ¡Que no se te olviden!

Regístrate gratis Comienza a usar gratis nuestro servicio y disfruta de 2.000 emails al mes para siempre. No necesitas tarjeta de crédito.

#1 – Segmenta bien

Es un error típico. Te han dicho que tienes que acumular contactos y tú te limitas a recabar emails y añadirlos a una lista de correo. A esa lista le envías tus primeras campañas y observas que los resultados no son como esperabas. Y culpas a la herramienta, o al email marketing, o al mundo en general.

Quizá tu error esté en no segmentar adecuadamente. Si eres un hombre, ¿harías clic en un email con una oferta para mujer? Vives en Zaragoza, ¿te interesaría visitar un showroom en Barcelona? Tienes un perro, ¿qué pensarías si tu tienda online de mascotas te enviara un correo sobre comida para gatos?

Una de las grandes ventajas del email marketing es que te permite segmentar muchísimo, según innumerables criterios, y crear comunicaciones casi a medida. De esta manera, te aseguras de que tus mensajes llegan a quien realmente le van a interesar.

Así que el mandamiento número 1 del email marketing para startups es la segmentación. Sigue obteniendo esos emails, por supuesto, pero repártelos en diferentes listas de correo, cada una de las cuales con un criterio de segmentación diferente. Y, si puedes, léete este post en el que explicábamos cómo segmentar para mejorar la conversión.

#2 – Ofrece contenido relevante y de valor

En esta idea se esconden varias verdades.

Primero, di lo que el cliente quiere oír. Olvídate de lo que le quieres vender e intenta comprender por qué un usuario podría tener interés en lo que vendes. ¿Qué necesidad podría estar buscando resolver? ¿Qué beneficio estaría intentando conseguir? Esto te ayudará a poner el foco de tus textos en la proposición de valor de tu producto, en su beneficio principal. Y gracias a ello crearás contenido relevante para tus usuarios, no simples correos comerciales.

Segundo, si creas contenido relevante, crearás contenido de valor. El usuario no tiene que quedarse igual antes que después de leer tu email: tiene que haber un cambio. Tu email debe proponerle algo que le beneficie, que le resuelva un problema, que haga mejor o más fácil su vida. Algo de valor.

Tercero, no te enrolles ni emperifolles el correo. Ve al grano. Ten un solo objetivo comunicacional por correo, y no esperes a decir lo que tienes que decir. Dilo claro, de entrada, y de la forma más ingeniosa y compacta posible. No llenes tu email de mensajes distintos, ni de textos largos, ni propongas un montón de acciones. Centra el tiro, expón claramente tu propuesta y hazlo desde el principio.

startups_2

#3 – Sé legal

Una vez tuve un cliente que tenía una startup y quería iniciarse en el email marketing. Me expuso su idea: consistía en exportar todos los emails de sus contactos personales y profesionales, luego importarlos a una herramienta de email marketing, y finalmente enviarles a todos correos comerciales sin su consentimiento. Por supuesto, me negué en rotundo a ayudarle y le recomendé que hiciera las cosas de manera legal. Pero se negó.

No está de más mencionar que hoy en día esa startup ya no existe.

¿Qué cosas debes tener en cuenta para hacer las cosas bien a nivel legal?

  • Los usuarios deben conocer y consentir el uso que se le va a dar a sus emails. Tanto si captas emails cara a cara como si lo haces online, en algún lugar tiene que haber un texto legal que especifique para qué va a utilizarse el correo del usuario y un tickbox donde aceptar esas condiciones o un cuadro donde el usuario pueda firmar para dar su consentimiento.
  • Agrega emails a tus listas mediante el proceso de doble opt-in. Este proceso requiere que tus usuarios confirmen 2 veces que quieren formar parte de tu lista de correo. Es una de las maneras más fáciles de construir listas de correo de calidad y evitar suscripciones involuntarias.
  • Incluye siempre en tus correos la posibilidad de darse de baja de la lista. Y asegúrate de que el proceso de darse de baja es fácil y funciona, es decir, que el usuario logra efectivamente anular su suscripción.

#4 – Sé responsive

Hace unos días hablamos del increíble nivel de penetración que tiene el móvil en España. No es sólo que en España más del 80% de adultos tengan un móvil: es que, según este estudio, en España hay más móviles que ordenadores.

Si envías emails no adaptados a dispositivos móviles, estarás perdiendo un montón de oportunidades de impactar. La gente tiene el móvil siempre cerca o en el bolsillo. Lo consulta en cualquier lugar para navegar o mirar el correo. Haz posible que puedan abrir, hacer clic en tu email y leerlo sin problema. Sé responsive. Con la herramienta de email marketing Acumbamail lo tienes garantizado.

#5 – Entiende qué medir

startups_3

Ya tienes claro que tienes que segmentar, enviar contenido relevante, respetar la legalidad y usar plantillas responsive. Ahora sólo te queda tener claro en qué métricas básicas debes fijarte para valorar el ROI de tus campañas:

  • Ratio de apertura: es el porcentaje de usuarios únicos que han abierto tu correo tras recibirlo en su bandeja de entrada. El ratio de apertura no suele ser muy alto, y aún lo es menos desde que Gmail rediseñó su bandeja de entrada y relegó los correos comerciales a la pestaña de Promociones. Una apertura de entre el 10% y el 15% es la más habitual.
  • CTR (Click Through Rate): es el porcentaje de usuarios únicos que han hecho clic en alguna parte de tu correo. Es indicativo del interés que ha despertado tu correo.
  • Ratio de conversión: es el porcentaje de usuarios únicos que han realizado la acción propuesta en el email tras hacer clic en tu correo. Esa acción suele ser la compra de un producto, pero también puede ser la descarga de un archivo, el registro en un formulario, etc.
  • Churn rate: es el porcentaje de usuarios que se han dado de baja de tu lista de correo tras recibir un email. Es una métrica en la que debes mantener un ojo siempre, especialmente al principio.
  • La tasa de rebote: es el porcentaje de usuarios a los que no les ha llegado tu correo. Puede ser porque el email era falso o porque los filtros antispam de su bandeja de entrada han impedido que llegara a buen puerto.

Con estos 5 conceptos clave de email marketing para startups ya deberías estar listo para empezar. Si nunca antes has enviado un newsletter, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestra serie sobre cómo hacer publicidad por email.

Imágenes | Fotolia.