Ecommerce

Cómo montar una tienda online

· 7 marzo, 2017

En el post de hoy  te explicaremos cómo montar una tienda online.

¿Se te ha despertado el gusanillo de emprender? Antes de hacerlo, toma nota de todos los pasos necesarios para montar una tienda online. ¡Es fácil si sabes cómo!

Hoy en día, la tecnología nos lo pone muy fácil para iniciar cualquier negocio en Internet con poca inversión. No obstante, es necesario tener un plan de acción previo que nos indique el camino.

Regístrate gratis Comienza a usar gratis nuestro servicio y disfruta de 2.000 emails al mes para siempre. No necesitas tarjeta de crédito.

¿Quieres saber cómo montar una tienda online?

En el post de hoy te explicaremos cuáles son los pasos previos a crear propiamente la tienda:

Investigación básica de mercado

Es estupendo que quieras emprender un nuevo negocio, pero no emprendas a ciegas. Antes de escoger en qué sector te metes, tienes que conocer mínimamente el mercado. De lo contrario no podrás garantizar que existe una oportunidad allí.

No hace falta que inviertas grandes cantidades ni que te embarques en una investigación de mercado de grandes dimensiones. Por el contrario, es posible detectar oportunidades realizando una investigación básica que te permita conocer algunas variables clave.

¿En qué consiste la investigación básica del mercado?

#1 – Define tu negocio

Lo primero es saber a qué te vas a dedicar. ¿Qué es lo que quieres vender? ¿Es un producto o es un servicio?

Lo segundo es que te hagas (y respondas a) las siguientes preguntas:

  • ¿A qué público te diriges?
  • ¿Cuál es tu propuesta de valor?
  • ¿Qué beneficios presenta tu producto o servicio?
  • ¿En qué consiste tu ventaja competitiva?
  • ¿Quiénes son tus competidores?

Por lo tanto, el primer paso a la hora de montar una tienda online es definir tu negocio a grandes trazos. No hace falta que entres en detalles. Sin embargo tienes que saber, como mínimo, qué quieres vender, a quién y por qué consideras que puedes tener éxito.

#2 – Coteja el mercado

Una vez ya tengas claras las preguntas y respuestas que hacen referencia a lo que tú ofreces, es el momento de prestarle atención al entorno. ¿Cómo es ese mercado en el que quieres entrar?

cómo montar una tienda online 1

En este punto has de responderte a las siguientes preguntas:

  • ¿Está maduro el mercado o está floreciendo?
  • ¿Es el momento óptimo para introducirte en este mercado?
  • ¿Qué barreras de entrada tiene?
  • ¿Qué barreras de salida tiene?
  • ¿Cuál es el volumen real de tu público o segmento?
  • ¿Existe la posibilidad real de ofrecer una propuesta de valor diferenciadora?
  • ¿Cuál es el número exacto de competidores directos?
  • ¿Es un negocio con posibilidades de expansión internacional?

Busca información fiable, no te quedes sólo con tu intuición o con lo que se diga en Internet. Acude a instituciones oficiales en busca de informes y estudios de mercado que te dejen claras las variables macroeconómicas y microeconómicas relacionadas con tu sector de actividad.

Busca en webs de ministerios, de gobiernos autonómicos, en las cámaras de comercio, en las asociaciones gremiales… Y también en medios especializados, que suelen tener información comercial fiable. Todo ello te dará una idea de las oportunidades que te brinda el entorno en el que quieres monta tu tienda online.

#3 – Valora a tus competidores

Lista a tu competencia y síguele la pista de cerca. Porque te interesa enterarte de qué hacen y cómo lo hacen. Así que es el momento de estudiarles al dedillo. Es decir, de hacer benchmarking. No lo dudes: analiza y valora los siguientes parámetros:

  • ¿Cuál es su posicionamiento como marca?
  • ¿En qué consiste su catálogo de productos o servicios?
  • ¿Con qué precios trabajan?
  • Aspectos logísticos: gastos de envío, plazos de entrega, devoluciones
  • ¿Ofrecen atención al cliente? ¿En qué consiste?
  • ¿Cuáles son acciones de marketing realizan?
  • ¿Qué plataforma de eCommerce utilizan y por qué?
  • ¿Cuál es su política de aprovisionamiento? ¿Compran stock o hacen dropshipping?
  • ¿Están presentes en redes sociales? ¿Qué hacen en ellas?
  • ¿Segmentan bien a sus públicos y los atacan vía email marketing?

Todo ello te ayudará a situar a cada competidor en el mapa y a reconocer cuál es el lugar que queda vacío o menos transitado. Y con toda probabilidad en esos “puntos ciegos” se escondan las mejores oportunidades y un lugar para ti.

Definición del nicho de mercado

Tras realizar esa breve investigación de mercado, podrás definir el nicho en el que quieres operar. Ten en cuenta que, como pequeño emprendedor online, tienes más probabilidades de tener éxito si te centras en un mercado específico.

cómo montar una tienda online 2

Sin embargo, ten en cuenta también que, si ese nicho es demasiado pequeño, quizá el negocio generado no sea suficiente para vivir de él. Lógicamente, hay que encontrar el equilibrio, porque al final te interesa tener entre manos un negocio rentable.

Y sobre todo, tienes que ser realista desde el principio. Tenlo claro: un eCommerce genera muchos gastos de captación y posicionamiento, sobre todo en sus inicios. Además, si tu nicho es demasiado específico, a la larga puedes encontrarte con un techo de cristal en el crecimiento de tu negocio.

Definición del tipo de eCommerce

Llegados a este punto, podrás definir mejor qué tipo de eCommerce va a ser el tuyo. Si recuerdas, hace unos días repasábamos los principales tipos de eCommerce que hay. Pero por si no leíste el post, te los recordamos:

  • B2B: comercio entre empresas
  • B2C: comercio entre empresa y consumidor particular
  • C2C: comercio entre consumidores
  • B2E: comercio entre empresas y sus propios empleados
  • G2C: transacciones entre instituciones gubernamentales y consumidores o ciudadanos

Testeo del público

Un paso crucial al montar una tienda online es testear al público.

Iniciar un eCommerce es una decisión mayor. Por eso te interesa estar seguro de que vas a contar con un público lo suficientemente amplio como para arriesgarte. Para saber si tus datos de mercado, intuiciones e ideas pueden llegar a buen puerto, prueba a ofrecerle a ese público un sneak peek de tu futura tienda online.

¿Cómo? La mejor manera de crear comunidad previa al lanzamiento de un negocio online es hacerlo mediante un blog. Aunque también puedes hacerlo creando un grupo de Facebook, una cuenta de Instagram, un foro…

Ofrece a tu público potencial contenido de calidad relacionado con tu futura actividad y valora la respuesta que obtienes. Si eres capaz de generar una base de fans alrededor de tu marca antes de intentar venderles algo, tendrás mucho ganado.

Con esto ya puedes decir que has empezado a montar tu tienda online. En este post nos metemos en harina ahora que ya hemos definido las líneas maestras.

¿Qué plataforma de eCommerce escoger?

Las plataformas de eCommerce son los softwares que te permiten montar tu tienda online técnicamente. También son conocidas como CMS (Content Management System).

Esta decisión no se debe tomar a la ligera porque cambiar de caballo sobre la marcha tiene muchos peligros. No estamos diciendo que si eliges una plataforma u otra ya no puedas cambiar. Pero hacerlo tiene muchas implicaciones a nivel técnico y de SEO bastante delicadas. Así que deberías conocer las principales opciones y valorar pros y contras en el caso concreto de tu proyecto.

Vamos a ver algunos CMS para montar una tienda online.

plataformas para montar un tienda online

Magento

Es uno de los CMS más potentes del mercado, grandes tiendas han sido creadas utilizando este CMS. Si nos centramos en las ventajas podemos decir que:

  • Es un sistema modular y escalable.
  • Magento es uno de los CMS más seguros.
  • Han tenido en cuenta algunas variables importantes de cara al SEO como la estructura de URLs.
  • Es muy rápido, lo que es óptimo para todo, pero especialmente para el móvil.

Los principales inconvenientes:

  • Decíamos que es potente, pero también complejo para casi todo y tiene una curva de aprendizaje muy acusada.
  • Las personalizaciones fuera de los módulos o plugins suelen llevar mucho tiempo y costar grandes sumas de dinero.
  • Requiere de bastante inversión en hosting comparado con otras plataformas.

Prestashop

Sí, Magento es el más potente, pero Prestashop es la plataforma preferida de muchísimos eCommerce para montar su tienda online por razones como:

  • Es relativamente sencillo y económico crear una tienda online en Prestashop, al menos la configuración básica.
  • Los requerimientos técnicos son inferiores y no necesita un hosting tan caro.
  • Importante comunidad internacional detrás que genera un gran soporte para novatos y expertos.

Sus desventajas:

  • Algunos problemas SEO de base como la estructura de las URL.
  • Gran comunidad… en inglés o francés. En español aún no tanto y al no haber soporte oficial puede ser un problema.

Plataformas eCommerce en la nube

Además de estos CMS existen otras soluciones completamente online como Oleoshop o Shopify, que han mejorado mucho sus prestaciones con ventajas como:

  • Ser integrales: desde las plantillas para diseñar tu tienda online al hosting. Ellos te lo facilitan todo.
  • Son más intuitivas y autoadministrables, con lo que nos quitamos costes y problemas añadidos.
  • Cuentan con un gran soporte al cliente.
  • En el caso de Oleoshop, además, es una solución escalable, que te sirve tanto para tiendas pequeñas como para tiendas inmensas de cientos de miles de productos, ya que el hosting es ilimitado.

Pero tienen inconvenientes:

  • Son menos personalizables que otros CMS.
  • Puede que sean más recomendables para PYMEs que para grandes portales de eCommerce, sobre todo en el caso de Shopify y otras soluciones.

¿Qué política de aprovisionamiento vas a tener?

Esta es una de las dudas clave y recurrentes para todos los nuevos emprendedores: ¿compro stock o bien opto por el dropshipping?

Tener tu propio stock podría ser lo ideal a la hora de montar una tienda online, especialmente porque te permite una mayor agilidad y control sobre el producto que no tendrías de otra forma. Pero claro: necesitas inversión (tanto de producto como de logística).

Muchas nuevas empresas han optado por el dropshipping. Es una estrategia consistente en gestionar todo lo referente al comercio electrónico (sitio web, promociones, captación, atención al cliente…) excepto lo que corresponde a la logística y la producción. Esta parte queda a cargo de un mayorista o fabricante que se ocupa de producir los productos, almacenarlos y enviarlos a tus clientes.

Obviamente es una liberación de responsabilidades y tiene un coste inferior, pero los márgenes son muy inferiores y estamos expuestos a la gestión de un tercero que no siempre eficiente.

elegir precios para tienda online

¿Cómo elegir a los proveedores?

Una vez que tengas clara la política de aprovisionamiento, tienes que elegir con mucho ojo a los proveedores de tu tienda online. Hay 3 variables básicas.

#1 – Precio

Necesitas conocer mucho más que un número. Siéntate con tu proveedor potencial y plantéale todas las dudas que tengas. Entre ellas no pueden faltar preguntas tan básicas como el hecho de imponer compras mínimas, los descuentos por volumen, si se fija un precio máximo o mínimo de venta al público o posibilidades de distribución en exclusiva.

A menor injerencia del proveedor en el negocio, mejor para tu tienda online. Ten esta premisa siempre muy presente.

#2 – Gestión de stocks

Sin producto no hay negocio, así que asegúrate en la medida de lo posible de tener una distribución sólida por parte de tus proveedores. Deja claro cuáles son tus necesidades en este sentido, qué plazos consideras óptimos, aceptables e inaceptables, y qué capacidad de respuesta tienen en el caso de darse una situación de excepcionalidad o un gran pico de demanda.

Especialmente delicada en esta gestión es la de las roturas de stock. ¿Qué ocurre cuando tu proveedor se queda sin producto y tú ya lo has vendido? Necesitas tener controlado este extremo y, en muchas ocasiones, ni siquiera el propio fabricante tiene definida una operativa para estos casos. Exista o no, tiene que quedar muy claro qué ocurre. ¿Qué plazo máximo se estima para la reposición? ¿Cómo se te compensa?

#3 – Incidencias y postventa

No te pilles los dedos en este aspecto. Tienes que saber de antemano quién y en qué medida responde ante un pedido defectuoso, dañado o perdido.

Es muy importante dejar clara la base de la política de devolución en todos los casos que se te ocurran, desde el producto precintado al desprecintado, y qué tiempos medios se manejan en la resolución (tanto logísticos como en el caso de un eventual reintegro del importe).

Criterios para fijar el precio

Para cerrar, definiremos el precio en función de:

  • El precio de adquisición o producción del producto.
  • Gastos de captación: ¿cuánto vas a invertir en publicidad y marketing? No te olvides de calcular el coste de adquisición de tu cliente medio.
  • Gastos logísticos (en el caso de no hacer droppshipping, claro).
  • Costes brutos: personal, oficina, servicios…
  • Cuál es el precio de mercado: si sales con un precio fuera de mercado, tienes un problema.

Para finalizar el repaso a lo que necesitas saber para emprender un negocio en Internet, hoy vamos a ver 3 realidades importantes de las que no se habla lo suficiente. Esas realidades son la fidelización, la captación y el coste de adquisición.

La captación

Un error frecuente de muchos emprendedores al montar una tienda online es olvidarse de captar a nuevos clientes. Nos preocupamos por el producto, la logística, el negocio en cada detalle y por supuesto de la tienda online. Pero… ¿qué ocurre con la captación? ¿De qué nos sirve todo si no entra ni compra nadie?

Para aclarar conceptos vamos a definir primero qué es la captación.

La captación es el conjunto de estrategias, tácticas y acciones orientadas a generar nuevos clientes. Es muy importante recalcar la importancia de la estrategia en la captación. Sin ella nos estaríamos limitando a acciones de marketing y publicidad sin un objetivo claro.

Una vez definida la estrategia desde el target o el precio, será el momento de plantearse con qué presupuesto contamos y qué mix de canales vamos a utilizar.

Principales canales de captación

Por lo general, al montar una tienda online solemos hablar de:

  • Campañas de PPC en buscadores como Google a través de Adwords. Las siglas PPC significan “pago por click” y es exactamente cómo funcionan. Establecemos un presupuesto, un nivel de gasto máximo y entramos en puja para aparecer en los resultados de pago con cada búsqueda para determinadas keywords. También es frecuente que a esta estrategia se le llame SEM, aunque no es lo más preciso puesto que es el acrónimo de Search Engine Marketing y eso incluiría pago y orgánico.
  • Campañas de display. Hay múltiples plataformas para lanzar campañas de banners. Desde el propio Google Adwords a las principales redes sociales, sin olvidar Ad Servers o  negociaciones individuales.
  • Optimización SEO. Esta es una estrategia potentísima en el medio plazo. Consiste en crear una página web con las mejores condiciones para la indexación de Google y otros buscadores, una arquitectura de la información lógica, contenidos relevantes y una estrategia de popularidad. No es sencillo y requiere tiempo, con lo que lo habitual es tirar de PPC mientras el SEO hace su efecto.
  • Social Media. En un principio, todo el esfuerzo en social se dirigía al orgánico (posicionamiento natural de las actualizaciones de estado), pero “curiosamente” los algoritmos de redes como Facebook les han ido restando visibilidad. Digo curiosamente porque ha coincidido con el lanzamiento de sus plataformas publicitarias (por otra parte, muy a tener en cuenta en toda estrategia).
  • Marketing de contenidos. Lo planteamos como una estrategia independiente pero es transversal a otras muchas. El contenido de calidad potencia el SEO o las acciones en redes sociales por igual.
  • Email marketing. Uno de los básicos. Gracias a las campañas de email llegamos a usuarios interesados en nuestro producto de manera segmentada y eficiente.

Estas son algunos de los canales que debes valorar. Puede que no te interesen todos, pero vas a necesitar de, al menos, algunos de ellos para captar a tus primeros clientes. Con lo que te recomendamos que reserves cierto presupuesto a esta parte del proyecto.

Fidelización

A la hora de montar una tienda online debes tener siempre en mente a tus clientes. Ellos son los que decidirán si tu empresa funcionará o no. Ahora que te hemos hecho pensar en la captación, vamos a ir un paso más allá y hablaremos de fidelización.

Captar tiene un coste. Así que lo mejor es poner el esfuerzo en sacar todo el partido posible a esos usuarios que ya han hecho una compra. Básicamente esto es lo que conocemos como fidelización en términos de marketing: el conseguir que un cliente pase de eventual a recurrente.

Para esto debes emplearte a fondo desde la base. Necesitas un buen branding, crear marca con unos valores reconocibles y una ventaja competitiva diferencial que te haga único por algún motivo (¿precio? ¿exclusividad? ¿servicio?…). Tampoco renuncies al co-branding: muchas veces la sinergia de dos marcas las potencia a ambas.

Tu marca debe ser un foco de experiencias para tus clientes. Deben asociarte a sensaciones, actitudes y actividades positivas. Tanto, que estén deseando contarlo, ya sea mediante reviews en tu web o en redes sociales.

Principales estrategias de fidelización

Las estrategias de fidelización son casi infinitas. Dependen de tu creatividad, tu presupuesto y el margen que tengas sobre los productos que comercializas. Algunas de ellas son:

  • Sampling. A la gente le chiflan las muestras, así que si tu producto te lo permite, no dudes en incluir en tu envío pequeñas demos. Esta estrategia se puede aplicar en más casos de los que crees, desde la cosmética al software. El cliente lo percibe como un regalo, y mientras estás consiguiendo que pruebe un producto de tu interés estratégico.
  • Packs de bienvenida. No es necesario que te plantes en su puerta con una tarta casera. Pero los clientes valoran mucho cualquier atención que tengas con ellos en su primera compra, de alguna forma estás creando un vínculo con ellos. Y si el regalo de bienvenida se puede utilizar en compras futuras, estarás además invitando a la recurrencia.
  • Clubs y programas de fidelización. Refuerza ese vínculo creado con el usuario. Haz que se involucre con tu tienda online y tu marca. Haz que pase de cliente a aliado. Además, si con cada compra le das crédito en forma de puntos o beneficios en tu tienda, te asegurarás que te elegirá a ti de nuevo en sus próximos pedidos.
  • Carritos abandonados. La automatización vale oro, y en pocos casos de una manera tan clara como ésta. Mándales un email, recuérdales que tienen el carro lleno y que con un solo click tendrán en casa esos objetos de deseo.

 

La captación a la hora de montar tu tienda online

Coste de adquisición

Por favor, no pases por encima de este dato al montar una tienda online. Algunas veces nos obcecamos en costes como el de desarrollo, diseño o stock, y nos olvidamos de otros igual de importantes.

Este es el caso del coste de adquisición de clientes (CAC). Se trata de lo que nos cuesta la generación de un nuevo cliente, así como la fidelización del mismo, hasta alcanzar una rentabilidad.

¿Cómo calcular el coste de adquisición?

En este coste influyen a su vez otros costes:

  • El coste por visita. Todo cliente de una tienda online ha pasado necesariamente por ser una visita. ¿Cuánto te ha costado ese proceso? Ten en cuenta los canales, porque en tu tráfico habrá orgánico y de pago. Necesitas saber cuánto has invertido y cuántos usuarios ha reportado la campaña.
  • Tasa de recurrencia. Cuántos de tus usuarios repiten compra en una ventana de tiempo determinada (mes, trimestre, semestre o año, por ejemplo).
  • Ticket medio. Cuánto dinero de media supone cada una de sus compras. También aquí te recomiendo que lo hagas por canales para que veas dónde intensificar la estrategia.
  • Coste de captación. Imprescindible saber cuánto estás invirtiendo en marketing de captación.
  • Costes brutos de personal: tanto si tienes un equipo de 30 personas como si eres un hombre orquesta y te encargas de todo, detrás de eso hay un coste por hora. No te olvides de incluirlo al calcular el coste de adquisición.

Y hasta aquí nuestro post sobre cómo montar una tienda online. Esperamos que, con esta información en la mano, puedas sacar adelante ese proyecto online tan chulo que tienes en mente con mayores probabilidades de éxito.

Imágenes | Fotolia.