Cómo llegar a 10K suscriptores

Ni rondas, ni prensa, ni gráficas: déjate de postureo y céntrate en lo que de verdad importa

· 8 agosto, 2018
centrate en lo que importa

Hace tiempo, descubrí la cuenta de Twitter @postureostartup y siempre que la veo me hace mucha gracia. No escatima en criticar los peores aspectos del sector de forma amable y eso me gusta. Este es uno de sus tweets que más gracia me hace:

tweet postureo

El mismo día que lo leí, me recordó al instante los inicios de Acumba. En el mundo startup las rondas, las notas de prensas, las gráficas y en definitiva el postureo tiene mucho glamour. Y a veces tiene sentido. Pero en muchos casos se deja de lado el revenue. ¡Como si no fuera, en última estancia, lo más importante!

Regístrate gratis Comienza a usar gratis nuestro servicio y disfruta de 2.000 emails al mes para siempre. No necesitas tarjeta de crédito.

Será porque montamos Acumba con 3.500 pavos, o por que siempre hemos sido muy cartesianos, pero lo vimos claro desde el minuto uno, nos teníamos que centrar en lo importante. Y eso, no eran ni los eventos, ni métricas vanidosas, ni leches. Lo importante eran el producto y el cliente.

El germen de Acumba era poca pasta y gente de producto, no marketers, así que nos enfocamos mucho en un objetivo que sólo podíamos conseguir centrándonos en producto y nuestros clientes: financiarnos con ellos. Hay un ejemplo que dibuja muy bien este foco en producto y cliente

Nuestra fijación en los clientes y el producto es algo que viene de largo y que seguimos teniendo absolutamente presente. Y una de las acciones que llevamos a cabo nada más empezar es un ejemplo claro de cuidar estos dos aspectos:

Pusimos una línea de teléfono gratuita para dar feedback, comunicar incidencias, preguntarnos sobre la herramienta o que se cagaran en nosotros vaya.

Cuando abres un canal así de directo es muy fácil tener una sombra de duda de si se va a convertir en un canal exclusivo de descontento, pero nada más alejado de la realidad, ¡casi nunca se cagaron en nosotros al final! 😀

pop

¿Por qué funcionó tan bien esta línea?

En primer lugar, el cliente no es tonto, y cuando ven que pones a su disposición medios para ayudarles genuinamente toman debida cuenta. Y les gusta. En ese sentido, con esta acción poniamos al cliente en el centro.

Por otro lado, el contacto directo con clientes es la mejor forma de entender las necesidades de tu público y poder seguir desarrollando la herramienta en la dirección correcta. Así, con la línea también pusimos el producto en el centro.

Por último, y a modo de bonus track, cuando algún cliente llamaba enfadado, éramos totalmente transparentes incluso cuando era desagradable serlo por que implicase admitir la culpa, reconocer que lo que necesitaba iba a tardar mucho en llegar o incluso, hacerle ver que nuestra herramienta no era para el.

Ni que decir tiene que esto también lo valora súper positivamente la persona al otro lado del teléfono y, casi siempre, “desactivaba” el cabreo.

Ya decíamos en el primer post que amamos la transparencia y esta sólo fue otra en la que nos demostramos que es la mejor postura: en todo lo que hagas, céntrate en lo que de verdad importa

Este es el quinto post de la serie que inauguramos con el post que te enlazaba arriba: “Nuestro blog es una mierda”. En él, si te fijaste, estaba ya el leitmotiv del que venimos hablando entre líneas: fijarse en lo que de verdad importa. Al analizar el blog no hablamos de número de lectores o de veces que se habían compartido los post en redes.
Ni siquiera hablamos de cuántos suscriptores habíamos conseguido (y eso que es una gran métrica para valorar el éxito de un blog). Nos centramos en lo importante, los clientes. Y eran 47. Y eso, no era suficiente.

¿También estaba ese foco en lo importante en los siguientes post? Del mismo modo, en el segundo, tercer y cuarto post, la vocación al escribirlos era la misma: centrarse en lo importante a la hora de crear una lista de email marketing. Por eso, primero preguntamos a algunos cracks de habla hispana y de habla inglesa, y después os dimos nuestros propios consejos. Aunque suene pretencioso, esta idea debería estar no sólo en este post, sino en todos los aspectos de nuestra vida: Cuando quitas lo accesorio y te centras en lo importante, eres mejor padre, hijo, deportista, emprendedor o, como en el caso que nos ocupa, marketer.

Para ilustrarlo una última vez y acabar ya con la filosofía, te dejo una de las charlas TED más vitoreadas en las que, en sólo 5 minutos, Ric Elias cuenta como estar a punto de morir le enseñó a centrarse en lo importante y cómo eso le cambió la vida. ¡Tiene subtítulos en español si los quieres poner!

Más allá de la filosofía

Puedes considerar este post una introducción al siguiente post: un macro recopilatorio en el que te voy a hablar de lo que de verdad importa a la hora de escribir emails a tu lista de correo. Te hago un pequeño spoiler de mi punto favorito del que te hablaré en el próximo post: Asegúrate que tus suscriptores reciben lo que creen que van a recibir.

¿Quieres saber de qué hablo? ¡Pues apúntate aquí abajo y te lo cuento todo con pelos y señales en el próximo post! 🙂