Ventajas de los Marketplaces

Principales ventajas de los marketplaces

Si vendes online, puede que te interese mucho este post. Te hablamos de las principales ventajas de los marketplaces, ¡y no son pocas!

Vender, vender y vender. Esa es la obsesión cuando montas un eCommerce. Si esto es lo que ocupa tu mente como emprendedor, en algún momento te preguntarás por las ventajas de los marketplaces en tu estrategia comercial.

¿Qué es un marketplace?

Un marketplace es básicamente un eCommerce en el que se concentran diferentes proveedores bajo la gestión de un solo portal. En ocasiones, no sólo venden productos de terceros: combinan en su oferta sus propias referencias con las de terceros.

Seguro que, en base a esta definición, ya estás pensado en uno concreto. Efectivamente, Amazon es un ejemplo paradigmático de lo que es un marketplace. Pero no es ni mucho menos el único.

¿Qué tipos de marketplaces existen?

Antes de conocer las ventajas de los marketplaces, merece la pena detenerse brevemente en los tipos que existen. Y es que cada uno tiene sus propios pros y contras.

Según el target

La primera categorización estriba en quién los opera y a quién están orientados:

  • B2C o negocio a consumidor: aquí hablamos de retail, portales que venden al por menor directamente a usuarios finales. Ejemplos: Amazon, eBay, Aliexpress…
  • C2C o consumidor a consumidor: la plataforma es una forma de contacto entre usuarios, con lo que uno vende y el otro compra. Ejemplos: Wallapop, Depop, Airbnb, Bla Bla Car…
  • B2B o de negocio a negocio: los mayoristas de toda la vida. Son aquellos que realizan las ventas de productos y servicios a otros negocios y no a particulares. Ejemplos: Alibaba, Fiverr…

Según la fórmula de comercialización

Otra forma de categorizar sería por el ámbito y la fórmula de comercialización de productos y servicios:

  • Horizontales de plataformas abierta: tienen amplio espectro y venden tanto sus productos como los de terceros a públicos igualmente amplios y heterogéneos.
  • Horizontales estrictos: en este caso podríamos decir que son los marketplaces más puros, ya que sólo comercializan productos de terceros y, al no disponer de inventario propio, no hay injerencias ni intereses por parte de la empresa.
  • Verticales: el objetivo de los marketplaces verticales es dirigir sus ventas a nichos más específicos. Públicos muy segmentados: ¿pescadores? ¿Ciclistas? ¿Aficionados al modelismo?
  • Comparadores: pues sí, los comparadores deben considerarse también marketplaces desde el punto de vista de que se incorporan botones y medios de compra.
  • Buscadores: también se dedican a vender y plataformas como Google Shopping pueden entenderse como un marketplace integrado en el buscador.

Tipos de Marketplaces y sus ventajas

Ventajas de los marketplaces

Ahora que tenemos muy claro qué son y qué tipos de marketplaces existen, ya podemos ver los principales pros y contras de integrar nuestra tienda en ellos.

#1 – Aumento del alcance

Sin lugar a dudas, el estar dentro de una de estas plataformas nos suele garantizar el acceso a una mayor cantidad de público. Y, lo que es mejor, a usuarios totalmente nuevos.

De hecho, puedes llegar a encontrarte en relativamente poco tiempo con que sean la principal fuente de tráfico de tu tienda. Y con la ventaja de no requerir una inversión directa en captación.

Eso sí, cuenta con que la plataforma se queda un porcentaje de cada venta.

#2 – Mayor confianza

Para muchos usuarios, comprar en Amazon es comprar en Amazon y punto.

Me explico. Esos usuarios no son conscientes de estar comprando en tu tienda. Esto, que puede ser malo en algunos aspectos, es muy positivo cuando nuestro branding es menos potente que el de Amazon o el del marketplace que hayamos escogido. Y esto es algo que suele pasar en el 99% de los casos.

Aprovéchate de la reputación online del marketplace correspondiente para cerrar ventas aunque sea en su nombre.

#3 – Volumen de ventas más elevado

Los puntos 1 y 2 de este listado intervienen de forma directa en el hecho de conseguir más ventas. No obstante, el alcance y la confianza no son lo único que afecta.

Tampoco podemos olvidarnos de otros factores, como su capacidad económica a la hora de captar, la optimizadísima usabilidad, la innovación permanente, la capacidad de crear sinergias con marcas complementarias, cross selling, upselling

#4 – Afiliación

En muchos casos, ese tipo de comercios electrónicos cuentan con programas de afiliados, que no son ni más ni menos que una red de venta a comisión.

Cualquiera que sea capaz de vender un producto por sí mismo, conseguirá una comisión. Esto ocurre de manera similar con los servicios: si alguien los contrata a través del enlace de un afiliado, este recibirá su compensación.

#5 – Implementación sencilla y atención al cliente

Por lo general, volcar nuestro inventario en los marketplaces suele ser un proceso muy depurado en el que nos ponen todas las facilidades del mundo.

Suele bastar con tener un simple feed con las referencias que queramos comercializar a través de ellos y subirlo utilizando nuestro panel de control. Además suelen existir numerosos tutoriales, FAQs y asistencia de todo tipo. Las plataformas nos quieren ahí.

Estas son las principales ventajas de vender en marketplaces, pero no seamos ingenuos: nadie regala nada. Aunque sea una buena oportunidad para disparar las ventas, tienes que tener en cuenta que los números mandan. Así que asegúrate de que tu margen sigue siendo viable tras descontar su comisión y los gastos logísticos (envíos, embalaje, etc).

¿Te animas a vender en marketplaces o ya lo estás haciendo? Cuéntanos en los comentarios si disfrutas de las mismas ventajas que hemos expuesto en este post.

Imágenes | Fotolia.

Los usuarios que leyeron este post, también visitaron:

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *