Los 5 tipos de eCommerce

Si estás montando un negocio online y estás en proceso de definir tu modelo de negocio, te interesará conocer los 5 tipos de eCommerce que existen.

Los tipos de eCommerce se definen en base al carácter del negocio que hay en cada una de las partes de la transacción. No es lo mismo una empresa que le vende a otra que una empresa vendiendo a personas particulares. Ni tampoco particulares que venden o intercambian bienes entre sí.

Básicamente pueden acotarse 5 tipos de eCommerce: B2B, B2C, C2C, B2E y G2C. Vamos a ver con más detalle cuáles son los elementos diferenciadores de cada uno de ellos.

1. eCommerce B2B

El eCcommerce B2B, también llamado business to business, es un tipo de eCommerce en el que la transacción comercial se produce entre 2 empresas. En este tipo de transacción no intervienen consumidores finales ni personas particulares, únicamente empresas.

El ejemplo típico para un modelo de negocio B2B es el de un mayorista y un minorista, en el que el mayorista vende al minorista, que a su vez vende al cliente final.

Existen 3 tipos de ecommerce B2B:

  • Vendedor busca compradores
  • Comprador busca vendedores
  • Intermediario busca que se produzca una transacción entre comprador y vendedor

Algunos consejos:

  • Para iniciar un negocio B2B es necesario que conozcas en profundidad el sector en el que vas a operar.
  • También es recomendable que tengas experiencia en negociaciones de grandes cantidades y volúmenes, y en todo el proceso logístico involucrado en transacciones al por mayor.

2. eCommerce B2C

Este tipo de eCommerce, también llamado business to consumer, es con el que seguramente estarás más familiarizado. En él, la transacción comercial se produce entre una empresa y un consumidor o persona particular. Cualquier tienda online que puedas imaginarte en general forma parte de esta tipología de comercio electrónico.

Algunos consejos:

  • Si quieres iniciarte en el B2C online de manera rápida y sin grandes inversiones, apuesta por servicios en la nube plug&play como Oleoshop o Shopify.
  • En el B2C es importante posicionarse en nichos de mercado muy concretos. En 2016, la mitad de cada dólar vendido en eCommerce fue para Amazon, así que lo más probable es que con una oferta generalista no tengas demasiado éxito.

Si te interesa conocer mejor las diferencias entre el modelo B2B y el modelo B2C, te aconsejamos que le eches un vistazo a este post.

3. eCommerce C2C

El eCommerce C2C (consumer to consumer) es el comercio que tiene lugar entre consumidores o usuarios finales. En este modelo no intervienen empresas mayoristas y proveedores de manera directa. Son los distintos consumidores los que ponen a la venta productos de segunda mano que ya no utilizan.

Antes de Internet, este tipo de comercio es el que se producía en EEUU entre vecinos cuando había una mudanza o una vez al año cuando se hacía limpieza de la casa. Hoy en día, Internet permite que cualquiera pueda vender online aquellos productos que ya no utiliza a otros consumidores como él.

La sofisticación de las plataformas C2C ha llegado al punto de que existen plataformas especializadas en categorías de productos. Algunos ejemplos de eCommerce C2C:

Incluso han surgido plataformas de comercio electrónico C2C en el que la moneda de cambio es el trueque. Tal es el caso de Neighborgoods, cuya idea de base es el intercambio de objetos entre vecinos para no tener que comprar objetos voluminosos para un solo uso.

4. eCommerce B2E

Este tipo de comercio electrónico, también llamado business to employee, es un tipo de eCommerce en el que la transacción se produce entre la empresa y el empleado.

Se trata de todos esos productos que una empresa pone a disposición de sus propios empleados para compra, generalmente a un mejor precio o con beneficios adicionales. Normalmente estos productos pueden comprarse a través de una intranet o una tienda online específica para empleados.

Este tipo de comercio electrónico es clave en las estrategias denominadas de Employer Branding. El Employer Branding nace en un contexto en el que la mayoría de sectores económicos ya están maduros, y uno de los elementos de diferenciación más importantes entre diferentes empresas es el talento de sus empleados.

En este contexto, el Employer Branding nace con el objetivo de demostrar que X empresa es un mejor lugar de trabajo que su competencia de cara a sus potenciales empleados. Dentro del Employer Branding se incluyen estrategias como la inclusión de beneficios para los empleados (bonus anuales o mejores bajas de maternidad) o la posibilidad de comprar productos de la empresa en mejores condiciones (B2E).

Algunos consejos:

  • Aunque seas pequeño, puedes practicar el comercio electrónico B2E. Con algo tan sencillo como un código descuento, tus empleados pueden comprar tus productos a un mejor precio.
  • Utiliza el B2E para motivar a tus trabajadores y fidelizarlos como empleador. Si los beneficios son interesantes, se quedarán en tu empresa por más tiempo.

5. eCommerce G2C

Y para terminar, el G2C o eCommerce goverment to consumer.

Este es un tipo de eCommerce un poco especial. Tiene lugar cuando un gobierno estatal, autonómico o federal pone a disposición de sus ciudadanos una plataforma en Internet para efectuar trámites y pagar impuestos.

Se considera eCommerce porque se producen transacciones económicas. Pero su principal beneficio es el ahorro de tiempo y de recursos públicos en trabajos de poco valor. El G2C permite automatizar procesos, tener un mayor control sobre las transacciones y ahorrarle tiempo a todos.

Estos son los principales tipos de eCommerce que hay. Escoge uno y basa tu negocio online en ese modelo. ¿Cuál es el mejor se ajusta a lo que tienes en mente? Cuéntanoslo en los comentarios.

Imágenes | Fotolia.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *