Cómo analizar a los competidores en 4 pasos

Cómo analizar tu competencia en 4 pasos y ser un GOAT

Esto es así: si quieres ser un GOAT (Greatest Of All Times), tienes que saber a qué se dedica tu competencia. Te voy a contar cómo analizar a tu competencia en 5 pasos.

#1 – Analízate a ti antes de analizar a la competencia

Es muy sano y ayuda mucho a entender quién eres el realizar un análisis interno antes que nada.

Te recomiendo que utilices una matriz DAFO, un recurso muy sencillo y que te dará las pautas para realizar el posterior análisis. DAFO es el acrónimo de Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades.

Veámoslo con un ejemplo, será más ilustrativo, ¿verdad? Supongamos que somos GOAT, una tienda online de queso de cabra ecológico.

  • Debilidades: capacidad de producción limitada, logística.
  • Amenazas: cierta saturación del mercado, nuevos players (supermercados online, marketplaces).
  • Fortalezas: Producto premiado por su calidad, producción propia, control del proceso completo, relación calidad-precio, mejor precio por ausencia de intermediarios…
  • Oportunidades: los alimentos bio son una tendencia en alza, el target es favorable a comprar directamente al productor y a gastar más dinero en productos ecológicos.

Tienes que ser objetivo. Engañarte en esto no tiene ningún sentido y estarás sesgando el resultado del análisis de tu competencia.

#2 – Identifica a tus competidores 

Es muy posible que tengas en mente a dos o tres de similar tamaño, proyección y objetivos. No te ciegues y te quedes con una interpretación o una corazonada, ni te vayas a “pegar” de salida con el más grande: la clave es contrastar y ser objetivo.

Identificando a competidores locales

GOAT, además de su tienda online, tiene un establecimiento físico en Ávila capital. No deberíamos olvidarnos de los competidores que tenemos más cerca.

Para identificarlos, no bastará con darse una vuelta por el centro de Ávila. Puedes servirte desde las Páginas Amarillas a cualquier directorio local. Online hay muchas páginas como esta que te servirán de ayuda. Busca queserías, charcuterías, supermercados ecológicos… cualquiera que pueda ser una “amenaza”.

Otro truco es utilizar Google Maps, bastante rápido y muy concreto. Simplemente busca “quesos” y el resto de keywords similares en la propia herramienta.

Identificando competidores online

Seguimos con nuestro trabajo de investigación de competidores. Cuando hablamos de competencia online, deberíamos orientarnos siempre por lo que dicen los buscadores (y en España el que manda es Google).

Como ya sabes, los buscadores nos ofrecen dos tipos de resultados: los orgánicos que se producen de manera natural, y los patrocinados que son los que aparecen destacados por obra y gracia del SEM.

Competidores orgánicos

La primera sorpresa que te vas a llevar es que no todos los competidores orgánicos son empresas de tu ramo. Muchas de las posiciones las ocupan blogs, directorios, foros… Tienes que entender que, aunque no sean competidores a nivel de negocio, sí que ocupan un espacio en el que querrías estar.

La forma artesanal de hacer esto es ir haciendo búsquedas de las principales palabras clave y observar quiénes aparecen en la primera página de resultados. Cuantas más veces se repita en las búsquedas un dominio, mayor amenaza representa.

analizando competidores SEO

Competidores de pago

Mismo procedimiento pero registrando solo los anuncios. Ojo que Google Shopping también es publicidad (y de la que convierte), así que no pases por alto a esta competencia en tu análisis.

Por cierto, hay herramientas de pago que te facilitan mucho la tarea, por ejemplo Semrush. Págala un mes y exprímela al máximo, tampoco es excesivamente cara (unos 99 dólares).

analizar competidores SEM

#3 – Analiza tendencias

Busca toda la información posible de tu sector. Esto te ayudará a comprender mejor hacia dónde se mueve todo. No te quedes en lo que ocurre ahora, pregúntate qué ocurrirá después y ve tomando posiciones.

Una herramienta genial y gratis para esto es Google Trends, te aporta una “fotografía” general, e incluso se pueden comparar diferentes términos entre sí.

Usar Google trendspara analizar competidores

#4 – Ahora sí: analiza la competencia

Ya sabes quién es quién, ahora toca saber qué hacen. Deberás prestar atención a varios aspectos. Observa el modelo de negocio de cada uno de los competidores: ¿cuál es su valor añadido? Haz un estudio completo de las 4 P:

Análisis de precio

No habrás cerrado el Excel, ¿verdad?

Vuelve a abrirlo y prepara un documento en el que detalles los precios de los productos de los principales competidores. No olvides añadirte a ti mismo también. ¿Qué datos devuelven? ¿Estás en precio de mercado, por encima o por debajo?

Lo ideal sería que mantuvieses esta hoja de cálculo actualizada con cierta periodicidad para saber de qué manera evoluciona. Si tienes la posibilidad, también puedes recurrir a herramientas como Minderest, que hace el “trabajo sucio” por ti.

Análisis de producto

Es muy importante saber qué vende tu competencia para estar seguro de satisfacer las necesidades de tu público objetivo. Si hay artículos que tienen demanda y no la estás cubriendo, dejas que tus rivales hagan crecer su negocio.

Investiga sus líneas de negocio, stock, procesos de producción… No cometas el error de verte por encima porque sí, puedes aprender mucho de la competencia.

Análisis del punto de venta

Analiza sus tiendas físicas, ve allí, incluso haz una compra. ¿Qué es lo que ves que tienen mejor que tú? Saca conclusiones y aplícalas sin miedo.

Es importante que entiendas que su eCommerce también es un punto de venta que debes analizar minuciosamente. Audítalo, ponlo a prueba y trata de descubrir sus puntos débiles y las oportunidades que se te brinda.

Análisis de promoción

Para cerrar, tenemos que saber qué canales utiliza la competencia para vender. Analiza sus canales de captación y cómo los utiliza:

  • Publicidad offline: investiga lo que está haciendo, si publica anuncios en prensa local, vallas, merchandising… Dónde lo hace y cuánto invierte aproximadamente.
  • Publicidad online: disecciona su presencia online, sigue sus perfiles sociales, entra en su página, suscríbete a su newsletter… Haz un análisis de este aspecto por cada competidor y compara tus datos con los suyos, ¿dónde estás?

No te engañaré: estos 4 pasos para analizar a la competencia conllevan un cierto trabajo. Pero merece tanto la pena que no te dolerá cada minuto invertido en realizar el análisis.

Y tú, ¿qué haces para analizar a tu competencia? ¿Cuál es tu método? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Imágenes | Fotolia, Google , Google Trends.

Los usuarios que leyeron este post, también visitaron:

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *