Call to actions que respondan a tus objetivos de negocio

Call to actions que respondan a tus objetivos de negocio

Es clave que -al leer tus emails– tus lectores sepan exactamente lo que esperas de ellos. ¿Cómo lo logras?.. Con call to actions que respondan a tus objetivos de negocio

Estrategia de email marketing
Estrategia de email marketing

Muchas campañas de email marketing pierden un poco su sentido porque si bien pueden ser leídas, no convierten como quisieras. Hay muchos factores que pueden estar en juego. En este artículo abordamos uno de ellos: call to actions que respondan a tus objetivos de negocio. Sin ellos, corres el riego de que te lean pero los suscriptores no logren entender exactamente qué acción esperas de ellos. 

La acción es clave en el marketing digital. Crear contenidos de calidad es muy importante pero, si lo que quieres es convertir, debes optimizar la forma en la creas tus llamadas a la acción. Deben ser directas y dejar MUY claro lo que esperas que hagan quienes los leen pero, sobre todo, deben estar en sintonía con tus objetivos de negocio. Esto no sólo te acercará a lograrlos sino, también, te permitirá medir el éxito de tus acciones de una forma mucho más concreta.

Como te hemos dicho antes, y tal y como definen nuestros compañeros de 40deFiebre, ¨un Call to Action o CTA (también llamado llamada a la acción) es un botón o enlace¨ que -literalmente- llama a los usuarios/lectores a ejecutar una acción:

  • Hacer clic.
  • Visitar tu web.
  • Leer un artículo.
  • Suscribirse.
  • Seguirte en redes sociales.
  • Comprar.
  • Acceder a una oferta.
  • Responder una encuesta.
  • Descargar contenidos.
  • Asistir a un evento.
  • Participar en una actividad.
  • Recuperar un carrito de compra.
  • Reservar.
  • Darle like.

… Las opciones son infinitas. Para conseguir que el usuario realice una determinada acción debes ser convincente y persuasivo.

El Plan de Marketing Digital
El Plan de Marketing Digital

¿Cómo definir call to actions que respondan a tus objetivos de negocio?

  1. Lo primero (aunque quizás parezca demasiado obvio) es: tener claros tus objetivos de negocio:
  • Vender algún producto o servicio.
  • Vender más, en general.
  • Dar a conocer tu marca.
  • Posicionarte de determinada manera en el mercado.
  • Aumentar tráfico web.
  • Ganar suscripciones.
  • Aumentar seguidores/alcance.
  • Conectar con audiencias clave.
  • Escuchar o conocer mejor a tu público.
  • Aumentar las visitas a tu tienda (física u online).
  • Fidelizar, etc.

Establece primero -de forma clara- los objetivos que persigues con tu negocio o marca. Y, luego, desarrolla tu estrategia. No al revés.

2. Segmenta tu público. Una buena segmentación es la base del éxito en el email marketing. Es fundamental dirigir las call to actions a audiencias específicas. Intenta enviar llamadas a la acción que tu público pueda estar esperando. Por ejemplo, si tienes una lista de suscriptores padres, y se acerca el Día de Reyes, probablemente tengan predisposición positiva a conseguir productos y ofertas que puedan regalar para esas fechas. Conocer a tu audiencia también te ayudará a definir el mejor tono (humorístico, imperativo, formal, informal) para imprimir a tu call to action.

3. Luego, crea campañas de email marketing que te ayuden a conseguirlos. La clave está en crear una campaña por objetivo. No mezcles lo objetivos porque dividirás los esfuerzos y el resultado puede ser bastante confuso para tus suscriptores.

Test A/B
Test A/B

Crea campañas específicas: 1 call to action claro por campaña.

Por ejemplo, si tu objetivo es impulsar un producto determinado: el call to action que incluyas en tu campaña debería estar dirigido a la venta directa de ese producto.

Algunos consejos para crear call to actions que respondan a tus objetivos de negocio: 

  • El copy con el que acompañes el call to action debe ser coherente y explicar también lo que esperas del usuario y los beneficios que éste obtendrá a cambio de lo que le pides.
  • Sé creativo y explora formas no convencionales de movilizar a los usuarios. En lugar de “suscríbete”, puedes usar fórmulas como “¡Únete y disfruta!”, por poner un ejemplo.
  • El call to action debe ser bastante corto en extensión.
  • Transmitir urgencia muchas veces impulsa la acción: menciona que son los últimos días para llevarla a cabo o los últimos productos disponibles, etc. Las call to action apelan a la impulsividad de los usuarios.
  • Tu call to action debe dirigir al usuario a una página de destino (landing page) que responda a la propuesta que se le hace. Si le pides que compre un producto determinado, al hacer clic, el usuario debe llegar directamente a ese producto. Si lo mandas a otro lado, corres el riesgo de que se disperse.
  • Crea botones atractivos, que resalten del resto del texto y puedan identificarse a primera vista. Juega con los colores y el tamaño de la letra. Dales un poco de espacio alrededor para que destaquen también. Ten cuidado de no hacer una llamada a la acción intrusiva pero que esté perfectamente localizable y visible.
  • Herramientas para curar contenidos
    Herramientas para curar contenidos

    Prueba que funcionen perfectamente con tests A/B antes del envío. Haz diferentes versiones de call to actions y ve ajustando según resultados.

4. Mide los resultados. Para saber si has enviado call to actions que respondan a tus objetivos de negocio lo mejor es asociar algún indicador clave a cada objetivo de negocio. Por ejemplo, si era vender un determinado producto, tu indicador principal deberían ser las ventas asociadas a los clics a ese llamado a la acción.

Esperamos que este texto haya sido de tu interés.

Tú creas el contenido. Nosotros lo enviamos.

Los usuarios que leyeron este post, también visitaron:

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *