5 razones por las que no abren tus campañas de email marketing

5 Razones por las que no abren tus campañas de email marketing

¿No abren tus correos?, ¿tus campañas no tienen el éxito esperado?… Revisemos juntos estas 5 razones por las que no abren tus campañas de email marketing y solucionemos el problema.

 

Como siempre, lo que queremos es que puedas enviar tus campañas y tener éxito. Teniendo en cuenta los fallos más comunes en el sector hemos encontrado algunos puntos en común por los cuales podrían no estar abriendo tus campañas de email marketing:

1. No incluyes el nombre en el remitente ni especificas quién las envía. Recuerda que para ganar credibilidad es importante que seas un emisor plenamente identificado. Ante las amenazas que a veces supone la red, las personas están cada vez menos dispuestas a abrir correos desconocidos o sospechosos. La gente espera recibir mensajes de personas. No los defraudes.

2. El texto de introducción no es atractivo. Ten en cuenta que algunos clientes de correo electrónico, como Hotmail y Gmail, ofrecen un texto de introducción breve visible. Si ese texto no es atractivo, podrías estar muy cerca de la papelera de reciclaje. Cada elemento del email debe pensarse para atrapar al lector y destacar en bandejas de entrada cada vez más saturadas.

3. Mal asunto. Cuando el asunto no es atractivo ni llama la atención, lo más probable es que no seas leído. Hemos dado ya algunos consejos para crear asuntos y titulares, te invitamos a revisarlos y potenciar el asunto de los correos. Como el contenido, es aún mejor si es personalizado, directo y relevante.

Bandeja de entrada Gmail
Bandeja de entrada Gmail

4. Tus emails llegan a otras carpetas (spam, social, promotions). Como sabes, clientes de correo como Gmail tienen ya filtros de clasificación que separan las promociones y las notificaciones sociales de la bandeja principal de entrada de los usuarios. No es posible evitar caer en estas carpetas, ni legal, lo mejor si envías una promoción es que la identifiques como tal para no engañar a nadie. Las recomendaciones para paliar los daños colaterales de este etiquetado son:

  • Generar buen contenido y hacer que nos echen de menos.
  • Avisar por otros canales a los suscriptores para que revisen sus bandejas de promociones.
  • Comunicar a los suscriptores en los envíos, o en otros canales, que pueden arrastrar el correo hasta la bandeja de entrada y con esa acción indicar que esa sea la acción por defecto: recibir correos de ese remitente en la bandeja principal.

5. No es relevante ni oportuna. Ya hemos hablado en varias ocasiones de la importancia del email marketing estratégico, con objetivos claros. Los contenidos a enviar deben ser relevantes para la audiencia (para saber eso debes conocerla bien) y llegar en el momento adecuado. Conocer al público es también profundizar en sus hábitos de consumo de internet: desde qué dispositivos se conectan, a qué horas y en qué días podrían estar más abiertos a recibir tu información. Cada mensaje debe ser un contenido claro con objetivos definidos. Si has hecho envíos que no cumplen estas características, es muy probable que hayas sido marcado como spam o simplemente ignorado.

Con este artículo no queremos desanimarte ni transmitir negatividad. Al contrario, buscamos que transformes estas lecciones en aprendizajes y los apliques para alcanzar el éxito en tus campañas. Estamos para apoyarte.

Tu creas el contenido. Nosotros lo enviamos.

Los usuarios que leyeron este post, también visitaron:

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *